Síguenos

2101

Recientemente se ha publicado el Informe de los Ecosistemas para las Start-up 2012 realizado por Startup Genome y Telefónica Digital revela que a pesar de que Silicon Valley es el ecosistema de start-ups más grande e influyente del mundo están comenzando a emerger otras importates comunidades de emprendedores.

Latinoamérica, Oriente Medio, Asia y Europa comienzan a tener una fuerte presencia en el campo de la innovación tecnológica. Aunque la realidad nos sigue mostrando que los USA es el referente mundial al ser la sede de cinco de los seis ecosistemas más importantes del mundo, siendo estos, Silicon Valley, New York, Los Ángeles, Seattle y Boston.

Ente los cinco primeros ecosistemas, el único que no pertenece a Estados Unidos es Tel Aviv, de hecho, no hay que olvidar que el principal proveedor de empresas al NASDAQ es Israel y este hecho se debe a circunstancias como que promueven el emprendimiento tecnológico y la transferencia tecnológica en las universidades, casi como en ningún otro sitio en el mundo.

La lista de los principales ecosistemas de emprendimiento está así configurada: Silicon Valley, Tel Aviv, Los Ángeles, Seattle, New York, Boston, Londres, Toronto, Vancouver, Chicago, París, Sidney, Sao Paulo, Moscú, Berlín, Waterloo (Canadá), Singapur, Melbourne, Bangalore, Santiago de Chile.

Por tanto, sólo tres ciudades europeas entre esos veinte ecosistemas, Londres, París Y Berlín. El resultado como tal, cuanto menos puede calificarse como mediocre. En el caso español, lo que se puede decir es que falta mucho por hacer para estar con los mejores.

Por hacer una símil futbolísitico, en España estamos en segunda división y nos queda bastante para poder llegar a jugar la promoción para poder ascender. Pero lo bueno es que en cuanto al factor humano hay potencial, como lo refleja el hecho de que los emprendedores españoles son de los mejor formados en Europa, solo superados por París. El 91% de los de Barcelona y el 89% de los de Madrid cuentan con un doctorado o un master frente al 86% de los de Berlín o el 75% de Londres.

En cuanto al número de horas que se dedican al emprendimiento, el Silicon Valley es de 9,95 horas, en Barcelona 8,25 y en Madrid 6,75 horas. Los referentes europeos, le dedican más tiempo que nosotros París (9,88), Londres (9,78) y Berlín (9.18).

Por último, por tipo de proyectos, tenemos una actitud similar a Silicon Valley 2,5 proyectos son B2B por cada uno B2C. Sin embargo, somos mucho más conservadores al dedicarnos a mercados nicho mientras que en Silicon Valley su objetivo es crear mercados.

Y de esta radiografía que conclusión se saca, que si no estamos con los mejores no es porque no haya talento capaz para conseguirlo, si no que el ecosistema de emprendimiento en España adolece de apoyos útiles que sirvan para valorizar los proyectos y, por supuesto, de financiación.

Imagen | FlyingSinger
En Pymes y Autónomos | Emprendedores

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario