Sigue a

faltas

Hace unos meses tuve que hacer un trabajo como correctora de estilo. Recuerdo que leí manuales, consulté diccionarios porque aunque pensamos que sabemos escribir bien, la mayoría de nosotros cometemos fallos, quizás leves, imperceptibles a la velocidad en la que hoy día leemos o vivimos. Pero lo relevante para mí, es encontrar faltas de esas en las que en el colegio, hace unos años, te hacían repetir unas cuantas veces y las subrayaban en rojo. Me refiero a blogs de expertos en social media o cualquier otro ámbito laboral.

Cuidar la escritura en la Web es importante, porque nuestra forma de expresarnos es un reflejo de nuestra profesionalidad, y cultura. Tenemos a grandes dentro del marketing como Gaby Castellanos que tiene sus razones para “olvidar” algunas reglas pero ella ya se encarga de explicar el motivo. En todo caso, esta señora puede hacer lo que quiera porque es la mejor en su terreno. Al menos, para mí.

Si hay algo que me sorprende es encontrar a una persona que dice tener dos o tres carreras y hablar inglés fluido, con faltas de ortografía.

“Guau, soy lo más y estoy en Facebook, Twitter, LinkedIN y algunas redes sociales más que tú no conoces”

Perfecto y enhorabuena. Pero primero, nosotros no hemos inventado nada, han sido otros, por lo que ante todo un poco de humildad y vamos a enfrentarnos a nuestro trabajo con mucho cuidado. Las redes sociales son maravillosas herramientas para ampliar nuestro mercado.

Tienen su importancia por supuesto, pero como en su momento lo tuvo la televisión, después el correo electrónico, etcétera.Si te vas a encargar de gestionar la imagen de un personaje público o de una empresa conocida, cuida tu lenguaje porque eres la prolongación de esta persona u organización. El continente puede ser atractivo y sofisticado pero si el contenido falla, tenemos un problema.

Y la actitud. ¿No os molestan esos textos cargados de “yo”, “yo” y “yo” delante de: en el congreso que se celebró en Barcelona, en el hotel X donde me han tratado como un rey porque yo lo valgo, con mi nueva tableta…, y podría seguir hasta el infinito. Además de la forma negativa de expresarnos el egocentrismo tampoco gusta. Entiendo que si eres tu jefe hables de tus reuniones, congresos y demás, pero el que te lee para aprender, o piensa en contratarte necesita información sobre lo que has aprendido, no ostentación.

Practicar la autocrítica. El todo vale en la red, no vale.

Una premisa: No riñamos a los niños diciendo que se expresan mal. Nosotros tenemos una responsabilidad mayor.

Creo que a muchas personas que no están en las redes (ni se las espera) les duele la vista cuando un “gurú” con faltas, pretende que este señor se modernice, y deje de vivir en el ostracismo empresarial. La creatividad y la eficacia no están reñidas con escribir correctamente.Ser moderno, estar a la última en comunicación no es sinónimo de descuidar lo fundamental: nuestra forma de expresarnos. Es nuestra tarjeta de presentación.

Y todos conocemos el dicho: no hay una segunda oportunidad para causar una buena primera impresión.No nos relajemos frente al teclado. La que escribe la primera.

En Pymes y Autónomos|Soy autónomo ¿por qué debería escribir un blog?,¿Vendes en internet?

Imagen|kaifuu_tk

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario