Compartir
Publicidad

Con formación, sin experiencia y poco innovador, el perfil del joven español

Con formación, sin experiencia y poco innovador, el perfil del joven español
Guardar
3 Comentarios
Publicidad

El Informe Empleo Juvenil en España (PDF), realizado por Trabajando.com, Universia y McKinsey & Co., tiene como objetivo aportar una propuesta en el ámbito de la formación como respuesta a la preocupante tasa de desempleo que sufren los jóvenes españoles y que lleva a que la tasa de paro sea la superior dentro del marco europeo.

Como principales causas de esta situación se han indentificado que, a pesar de la implantación del proceso Bolonia, la formación que reciben los jóvenes es eminentemente teórica quedando en un segundo plano la formación práctica,la incorporación al mercado laboral tardía y, por último, los jóvenes adolecen de espíritu innovador y emprendedor.

Si bien no se puede negar la existencia de ninguna de esas razones es conveniente analizar sus orígenes para entender el porqué de esta situación. Por un lado, es incuestionable que la formación que se recibe en España, especialmente quienes se deciden por cursar estudios universitarios, es teórica, la explicación es bien sencilla, quienes dan la formación se dedican exclusivamente a actividades docentes y en algunos casos investigadoras, es decir, escribir artículos. Con los recortes, la figura del profesor asociado, es decir, la figura de quien se dedica al ejercicio de una actividad profesionalvinculada con la materia, con los recortes en educación ha desaparecido.

La tardía incorporación al mercado laboral es evidente, con una tasa de desempleo juvenil que ronda el 50% y una tasa de desempleo superiro al 25%, quien consigue un puesto de trabajo, aunque no tenga que ver con su formación debe considerarse considerarse afortunado. Mitigar esta situación va a necesitar años y, desde luego, no se resuelve con ayudas o subvenciones temporales a la contratación de jóvenes, si no con reformas estructurales, que permitan liberalizar la economía.

Con respecto a la falta de espíritu innovador y emprendedor, sinceramente, creo que para ser innovador y emprendedor es necesario antes tener un cierto bagaje profesional o laboral y, desde luego, pedir que un recién graduado universitario o de FP tenga vocación innvadora y emprendedora se dará un caso entre un millón, para el común de los mortales necesitan incorporse al mercado laboral, entender lo que es una empresa y su funcionamiento y un vez hecho, intentar mejorar o replantear los paradigmas establecidos.

Imagen | Bayerberg En Pymes y Autónomos | Emprendedores

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos