Sigue a

0712

A pesar del inmenso número de desempleados no deja de ser ciertoque las empresas contratan igual que despiden, aunque en el contexto actual, más lo segundo que lo primero. A la hora de definir un proceso de selección las herramientas que se suelen aplicar por regla general son las entrevistas, cuestionarios, referencias, y en algunos casos, incluso, ejercicios de simulación, análisis grafológicos, etc.

Según una investigación realizada por Hudson los métodos más utilizados en los procesos de selección, por orden de importancia, son: entrevista biográfica, entrevista por competencias, cuestionarios de personalidad, petición de referencias, test de razonamiento, ejercicios de simulación o role play y análisis grafológicos. Sin embargo, en todos los casos la validez que le dan a cada uno de estos métodos está sobrevalorada en comparación con su predictibilidad real.

Someter a los candidatos un proceso de selección largo es contraproducente para la percepción que pueden llegar a formarse de la empresa de selección y de la propia compañía contratante, a pesar, de mostrar en general un elevado nivel de tolerancia a procesos de selección exigentes, siempre y cuando estén en directa relación con el perfil y responsabilidad del puesto a cubrir.

Por tanto, el proceso de selección ideal, debe seguir unas pautas, como la actitud de los entrevistadores, aspecto que con frecuencia se descuida; la adecuación de las herramientas a utilizar de manera que actúen de manera constructiva, de este modo, los test de razonamiento deben ser relevantes para el puesto de trabajo y los ejercicios de simulación deben reflejar el contexto y situaciones de la empresa que va a contratar; la duración del proceso debe ser razonable, no sólo por apreciar el tiempo del candidato sino también para estructurar de manera rentable el tiempo de los reclutadores.

En definitiva, ser exigentes pero adecuando la exigencia a los requerimientos del puesto, contextualizando las pruebas a la propia empresa y valorando el tiempo tanto del candidato como de la empresa que contrata.

Imagen | Rich Lopresti
En Pymes y Autónomos | Recursos Humanos

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario