Compartir
Publicidad

Beneficios para la empresa de habilitar una sala de descanso y comedor

Beneficios para la empresa de habilitar una sala de descanso y comedor
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El café es un elemento indispensable para muchos de nosotros a la hora de afrontar el día. Nos lo tomamos en casa, en la oficina nada más llegar o en ambos casos, lo cierto es que puede ser muy beneficioso para la empresa habilitar una sala para tomar café en la oficina. Se trata de una pequeña sala de descanso donde tomarnos el café y no tener que hacerlo necesariamente delante del ordenador.

Sobre todo es de interés en las empresas de mayor tamaño, donde es complicado hablar o intercambiar opiniones con otros miembros de la organización que muchas veces están en sus cubículos o despachos y no siempre son accesibles. El primer beneficio de la sala de descanso es que se convierte en un lugar que favorece el networking dentro de la propia empresa.

Planificar la sala de descanso en el centro de trabajo

Cafe

Además si tenemos un office donde además de café se pueda comer algo o calentar la comida que los empleados se llevan de casa, se ayuda a crear vínculos entre los compañeros de trabajo, que de forma natural establecen relación según sus afinidades y les ayudan a colaborar mejor luego, por lo que el ámbito laboral también sale beneficiado.

En las empresas más pequeñas puede que no exista un espacio físico para tomar este café, pero si se podría habilitar una sala polivalente y un horario donde los empleados puedan disfrutar de este descanso. En casi todas las empresas existe una sala de reuniones que se usa sólo una o dos veces al mes, y que se podría emplear para estas cuestiones. El Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo efectúa una serie de recomendaciones al respecto.

Las salas de descanso favorecen el networking en las empresas

El objetivo es que todos estén reunidos en un ambiente más informal, sin forzar el encuentro, ya que en muchas ocasiones algunos no podrán ir a la sala porque están atendiendo a un cliente, han salido, etc. pero existe unas horas al día en la que se puede utilizar o servirá de comedor para aquellos que prefieran comer en las instalaciones de la empresa, sobre todo si hay turno partido.

Al contrario de lo que podría parecer, que se está dando facilidades a los empleados para que no trabajen, disponer de una sala de descanso donde tomar un café ayuda a desconectar en las pausas largas, pero también evita que aquellos que van a consumir el café salgan del edificio al bar de la esquina, donde se prolongará la pausa más de lo que nos gustaría.

No se trata sólo de ahorrar tiempo, sino también de facilitar el descanso para aprovechar al máximo el horario de tarde. Quizás no todas las empresas puedan habilitar un módulo de siesta como Google, pero si tener un área de descanso adecuada en función del tipo de empresa y las demandas de sus empleados.

¿Qué dice la ley al respecto del comedor?

Comedor

Además al respecto de este tema la legislación actual, que data de 1938, pero que sigue vigente, dice lo siguiente:

Toda empresa sujeta a un régimen de trabajo que no conceda a sus obreros un plazo de dos horas para el almuerzo, y aquellas en que lo solicite la mitad del personal obrero vienen obligadas a habilitar un local-comedor que les permita efectuar sus comidas a cubierto de los rigores del tiempo, y provisto de las correspondientes mesas, asientos y agua en cantidad suficiente para la bebida, aseo personal y limpieza de utensilios. El local estará acondicionado para poder calentar las comidas

El comedor de empresa es un valor a añadido para muchos empleados a la hora de aceptar un puesto

A lo que hay que añadir que las empresas pequeñas de menos de cincuenta empleados también tienen que cumplir con esta ley, además de que si la empresa se sitúa en un lugar aislado, donde los empleados tienen que ocupar parte de este tiempo en desplazarse a un lugar donde comer tendrán que habilitar esta sala de comedor.

Esta cuestión supone una diferencia importante para los trabajadores que no tienen su residencia en una zona próxima a la empresa, que suelen ser mayoría, por lo que supone un valor añadido a la hora de aceptar un puesto de trabajo, frente a otras ofertas. Por muy cerca que vivas, si tienes que ir a casa a comer y sólo disponemos de una hora de parón, será complicado que nos de tiempo. Si no tenemos una sala de comedor habilitada, ya se obliga a ir a un bar con el consiguiente gasto añadido para el empleado.

En Pymes y Autónomos | ¿Qué imagen da tu oficina de tu empresa?

Imágenes | startupstockphotos.com | stock.tookapic.com | unsplash.com

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos