ariasdelhoyo

Karma: 63 puntos de 100

Miembro de Pymesyautonomos desde

Experto para 5 usuarios

Sin actividad desde hace un mes

Expertos de en Pymesyautonomos

no ha añadido ningún experto todavía

ariasdelhoyo ha hecho 353 comentarios en Pymesyautonomos:

  • 0 brillantes
  • 52 interesantes
  • 299 normales
  • 2 flojos
  • 0 irrelevantes
2

En Inventar nombres como profesión

  • karma: 33 | interesante
  • 20 de agosto de 2013 a las 00:00
1

En ¿Por qué no prolongar la flexibilidad laboral estival a todo el año?

Buena pregunta con mala respuesta. Yo percibí esto mismo cuando era un crío y veía cómo mi padre en verano tenía jornada intensiva. Comíamos todos, veíamos un poquito el Tour y nos íbamos a la piscina donde terminábamos de ver cómo ganaba Indurain. Mi padre estaba más contento. Distinto de esas jornadas de invierno donde entraba a trabajar de noche y salía de noche. El tema de la motivación laboral es ampliamente tratado en montones de libros, sin embargo pocos se les ocurre aplicar que, cuando estás cómodo todo se hace mejor. Hasta las tareas más agradables pueden ser mejoradas. Pongamos un ejemplo. Hacer el amor siempre está bien. Pero entre hacerlo en una playa que en vez de arena tiene piedras de estas que se clavan, con todo el sol dándote donde nunca te da el sol y temiendo que te vean, y hacerlo en un hotel bueno, con cama grande con sábanas de hilo, y que cuando terminas llamas al servicio de habitaciones para que te traigan unos zumos, va una gran diferencia. Pues si esto es así con algo para lo que hay gran disposición, imaginemos que será lo mismo de motivador en el trabajo. Mejorar las condiciones laborales siempre trae beneficios. La presión, las amenazas, las largas jornadas no. Y si no lo creen lleven el tema de la presión, las amenazas y las largas jornadas al tema del amor. No se rinde lo mismo ¿verdad?.Vaya rollo me he marcado, debe ser cosa de la temperatura y la humedad relativa.
  • karma: 13 | normal
  • 19 de agosto de 2013 a las 00:00
1

En Inspirando a los emprendedores

  • karma: 13 | normal
  • 17 de agosto de 2013 a las 00:00
2

En La honestidad de un buen vendedor

Hola Joana, hace mucho que no nos tecleábamos. En cierta ocasión entró en mi tienda un señor de unos sesenta años. Yo tenía una tienda de ordenadores en aquella época. Este hombre me vino a decir que tenía una pequeña empresa de venta de material para la construcción, pero muy específico. Siempre lo había gestionado con papel y lápiz y lo seguía haciendo, a él le funcionaba. Pero sus hijos, que estaban entrando en el negocio le decían que había que modernizarse, que había que poner ordenadores. Le empecé a hacer preguntas sobre su negocio. Volumen de facturas, almacén, proveedores, clientes, empleados, flujo de trabajo, ... Era una perita en dulce. Era la típica empresa que se podía informatizar de una manera relativamente sencilla. Y era un negocio redondo, el cliente venía a mí porque se lo había recomendado un proveedor suyo que yo le había puesto los ordenadores en su empresa. Cuando ya tuve la idea de lo que había que hacer le empecé a contar lo que necesitaba, le expliqué que un par de puestos, uno en la oficina y otro en el almacén, en red, con una aplicación de gestión de almacén, compras y ventas y bla bla bla. Mientras le estaba hablando estaba viendo cómo ese hombre me miraba con cara de resignación.Paré el rollo. Le pregunté ¿cuánto invierte usted al día en la gestión de su negocio, en tener controlado todo el papeleo?. No creo que llegue a media hora, me dijo, ten en cuenta que tengo pocos productos en el almacén, que vendo grandes cantidades y a pocos clientes. Al mes puedo hacer ocho o diez facturas. Me puse a hacer cálculos del tiempo que tendría que invertir en aprender a manejar los ordenadores y el tiempo que le quedaba para jubilarse.¿Son sus hijos los que le han dicho que informatice en negocio?. Sí, me contestó. Pues le voy a decir una cosa, no lo necesita, no se meta en este jardín, siga trabajando como hasta ahora, que le ha ido muy bien. Y cuando se jubile, y le de la alternativa a sus hijos, les dice que se pasen por aquí.El hombre me lo agradeció y no le volví a ver hasta unos años más tarde. Volvió a entrar en mi tienda acompañado de uno de sus hijos. -Este año me jubilo-, me dijo -vende todo lo que tengas que vender a este-
  • karma: 35 | interesante
  • 12 de agosto de 2013 a las 00:00
Página 8 de 28 páginas

Volver al perfil de ariasdelhoyo »