Compartir
Contenidos contratados por la marca que se menciona

La financiación de activos mediante renting: particularidades de dichos contratos

La financiación de activos mediante renting: particularidades de dichos contratos
Guardar
1 Comentarios
Publicidad

Una de las variantes del contrato de arrendamiento de bienes muebles, es el llamado renting. El renting es un contrato de alquiler de bienes muebles, a través del cual el empresario pretende obtener de una forma financiada la adquisición de bienes de equipo para su ejercicio empresarial, el renting no es una compra, es un alquiler, es una mera cesión de uso de los bienes determinados y especificados al arrendador en el contrato correspondiente.

Tal y como venimos viendo en entradas anteriores de Un Nuevo Impulso, la financiación de activos en la empresa es una de las tareas más complejas a las que se enfrentan los empresarios con sus decisiones diariamente. Cometer errores de financiación pueden llevarnos a desequilibrios en tesorería. Una variante para financiarnos sin préstamos a largo plazo, o pólizas de crédito a corto o medio plazo, es solicitar un renting.

Características del contrato de renting

  • Este tipo de contrato lo pueden firmar tanto sociedades y autónomos, como particulares por su cuenta.
  • La entidad que oferta el renting suele comprar el bien a nuestra elección, si no lo tuviese en stock, lo compra y nos lo facilita con un arrendamiento.
  • La propiedad del bien pertenece al arrendador durante la vigencia del contrato.
  • Es una peculiaridad que estos contratos de renting no se rigen en el ordenamiento jurídico como tales, así que lo dispuesto entre las partes es el pacto en vigor, siempre acorde al Código Civil y al Código de Comercio.
  • Estos contratos no contemplan la opción de compra, se suele utilizar con bienes que pierden su valor rápidamente.
  • Llevan aparejada como servicio adicional la cobertura completa.

Estos tipos de contratos de renting, suelen usarse para bienes que necesitan un gran desembolso inicial, el más generalizado es el renting de vehículos, aunque también están extendidos para bienes como maquinarias, mobiliarios o equipos informáticos.

El renting es muy ventajoso en determinados casos ya que nos permite disponer de un bien, y usarlo como si fuera de nuestro inmovilizado pero sin necesidad de aumentar el endeudamiento de nuestra empresa, y para la tesorería es un alivio que no lleve aparejado un coste financiero incierto, el coste ya está calculado previamente y se incluye en las cuotas pactadas.

Ventajas del contrato de renting

  • La cuota pactada es considerada fiscalmente un gasto deducible en su totalidad
  • Se utilizan bienes de equipo a un precio cierto, incluyendo un servicio integral de mantenimiento, lo que ayuda a fijar los costes de producción de forma exacta y previa.
  • No inmoviliza recursos financieros, lo cual se puede usar para otros fines.
  • Facilidad y celeridad en la tramitación

Además de las entidades financieras, algunas empresas también realizan por si mismas el renting de bienes muebles. La recomendación es siempre coger papel y lapiz y hacer cuentas sobre el escenario de tu negocio, y plantearte como siempre que tipo de financiación te favorece más. El renting es una formula buena de uso y disfrute de un bien a un precio cierto y sin riesgos mayores.

En un nuevo impulso:

Hipotecas y préstamos a largo plazo: características, uso y condiciones generales

La financiación en la empresa: fondos propios vs financiación ajena

Ratios de endeudamiento y análisis de balances previos a las operaciones de financiación

Imagen | vreimunde

Publicidad

También te puede gustar

Ver más artículos