Compartir
Publicidad

Una migración no consiste sólo en copiar los datos

Una migración no consiste sólo en copiar los datos
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Cada cierto tiempo renovamos los equipos, cambiamos de ordenador, o simplemente tenemos que sustituir el disco duro por un problema físico o volver a reinstalarlo, por un problema lógico con el sistema. Es aquí cuando nos acordamos de la copia de seguridad de nuestros datos. Pero una migración no consiste sólo en copiar los datos.

Lo que necesitamos es seguir trabajando igual, con todas las aplicaciones y programas que teníamos acceso. Y esto muchas veces no se consigue por falta de planificación. Tenemos que estructurar bien el cambio que será más o menos sencillo dependiendo de los cambios introducidos. Si es el mismo equipo y tenemos una copia clonada con todas las aplicaciones que debe tener el sistema no hay problema. Se instala y todo queda igual.

Un aspecto la configuración de los navegadores web es clave. Cada vez tenemos en las empresas que trabajar con más accesos a aplicaciones web, muchas de ellas requieren certificados, versiones concretas de un navegador o de Java o simplemente una política concreta respecto a la configuración de los elementos que hacen uso del Active X.

Todo esto también es parte del proceso de migración, no se puede dejar la azar y se tiene que tener en cuenta. Porque el problema surgirá cuando tengamos que volver a utilizar el certificado para acceder a la web, que no tiene que ser de forma diaria, pero lo cierto es que cuando vamos a utilizarlo no funciona y no tenemos tiempo para reaccionar. Y entonces serán todo prisas.

Porque cuando se migra de equipo, sistema operativo, etc. lo más usual pasar de Windows XP a Windows 7, una serie de aplicaciones que utilizábamos cambian de versión y con ello el funcionamiento que esperábamos de las mismas se puede ver afectado. Todas estas cuestiones deben tenerse en cuenta a la hora de funcionar con el nuevo equipo y sobre todo para que no afecte a la continuidad de nuestro negocio.

Los datos al final es la parte fácil de salvar. Lo complicado es el resto. Y esto ocurre más con equipos de empresas pequeñas, que carecen de servicio técnico o este va de tarde en tarde y o no está documentado todas las aplicaciones que utilizan o no tienen el suficiente conocimiento de la empresa como para avisar de posibles olvidos que estas puedan tener en lo que respecta a las particularidades de cada equipo, las conexiones que tiene o las aplicaciones con las que trabaja.

En Tecnología Pyme | ¿Qué hacer cuando vas a cambiar de equipo informático? Imagen | Luigi Mengato

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos