Compartir
Publicidad

Un RACK nos ayuda a mantener ordenados nuestros servicios críticos

Un RACK nos ayuda a mantener ordenados nuestros servicios críticos
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

En muchas empresas los servicios críticos, como servidores o comunicaciones se encuentran dispersos por distintas ubicaciones o manteniendo una improvisación fruto de la necesidad de nuevas adquisiciones para cubrir algún aspecto de la empresa. Un RACK nos ayuda a mantener ordenados nuestros servicios críticos. No todas las empresas lo necesitan. Si somos capaces de tener una buena planificación de las infraestructuras podemos prescindir de estos armarios siempre que no tengamos un gran número de componentes.

Un armario para fijar nuestros componentes electrónicos nos permite mantener un orden en el cableado de comunicaciones, de manera que tengamos ocultos u ordenados sin que nos molesten los latiguillos de red que conectan el panel de parcheo con el switch o el router. Pero también si tenemos un servidor que podemos encastrar en el armario o un equipo de alimentación eléctrica para todos estos elementos.

Si disponemos de un servidor exento, y no tenemos grandes necesidades o armarios de parcheo para las comunicaciones, podemos buscar soluciones distintas para nuestro negocio. Existen distintos tipos de armarios y siempre que pensamos en ellos nos imaginamos grandes armarios donde instalamos servidores redundantes, almacenamiento de datos con cabinas de discos o robots de cintas para realizar copias de seguridad. Pero tal vez en nuestro caso sólo necesitamos un pequeño armario, no más grande que un par de ordenadores de sobremesas juntos.

La opción más económica es organizar y planificar nosotros mismos. Definir un espacio que sea lo suficientemente amplio para alojar servidor y comunicaciones, una organización del cableado adecuada, para que no moleste y nos permita apreciar si tenemos o no conectividad en una boca del Switch, por ejemplo, y que contemple la posibilidad de realizar alguna ampliación, que nos permita incluir un NAS para copias de seguridad, o un punto de acceso inalámbrico para la empresa, por ejemplo.

Por último, una cuestión que debemos tener en cuenta es la ventilación de la sala en la que decidimos incluir los equipos críticos. En ocasiones se aprovechan pequeños cuartos para llevarnos allí todos los equipos. Debemos tener en cuenta que si se encuentran cerrados tendremos que poner aire acondicionado de manera que no trabajen a una temperatura más alta de la recomendable lo que nos ayudará a que los equipos tengan una mayor duración.

En Tecnología Pyme | ¿Servidor en RACK o externo? Imagen | Jemimus

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos