Compartir
Publicidad

Tres sugerencias para ofrecer Wi-Fi gratuito en tu empresa

Tres sugerencias para ofrecer Wi-Fi gratuito en tu empresa
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Si has dado el salto y has decidido ofrecer Wi-Fi gratuito en tu empresa a tus clientes con acceso a Internet, esto es sólo la mitad de la batalla. Ahora, tienes que prepararte la parte técnica de decidir qué equipo comprar, el proveedor que vas a utilizar y cómo asegurarte de que sólo los clientes pueden acceder a tu red.

Ofrecer Wi-Fi para los clientes puede ser visto como un equipamiento adicional y les da una razón más para ir a tu establecimiento. El hecho de que les ofrezcas tu servicio Wi-Fi gratuito y de que los clientes se sientan libres de conectarse sin sentirse presionados u obligados a realizar una compra, es una buena idea.

Consulta con tu proveedor de servicios de Internet: debes de consultar con tu actual proveedor para asegurarte de que tu plan te permite ofrecer conectividad a varias personas. Muchos proveedores ofrecen servicios “especiales” para las pymes que, por unos euros adicionales al mes, te permite ofrecer la conectividad que necesitas para tener tu punto de acceso inalámbrico. Una vez que hayas aclarado esto, todo lo que necesitas es un router capaz de soportar la red. Debes buscar un router que esté en las clases 802.11, que es el estándar de la industria.

Mantén tu red Wi-Fi a parte de tu red de negocios: parece de sentido común, pero un sorprendente número de propietarios de empresa pasan por alto este punto. Me imagino que no quieres algún tipo de acceso pirata informático inteligente hacia los ordenadores de tu empresa a través de tu conexión Wi-Fi que ofreces a tus clientes.

Un simple truco para mantener tu red Wi-Fi aparte de la red normal es mediante una subred. La mayoría puntos de acceso Wi-Fi incluyen lo que se conoce como una función de DHCP que asigna una dirección a todos los dispositivos que se conectan a la red. Es importante cambiar el rango de direcciones de tu subred de negocios. Por ejemplo, si tu red de negocios se ejecuta en la subred 192.168.1.x, entonces cambia tu conexión Wi-Fi a la gama 192.168.25.x. Esto hará un poco más “difícil” para un intruso encontrar tus sistemas de empresa.

Habilita el cifrado de la red: tu próximo paso es asegurarte de que tus clientes sólo pueden acceder a la red a que has configurado. No querrás que alguien que se sienta fuera de tu negocio explore tu conexión Wi-Fi con frecuencia y recoja todo el tráfico de datos de tus clientes. Una solución simple: usa un código de seguridad en tus recibos para asegurarte de que son tus clientes los que sólo están utilizando tu red Wi-Fi. Sugiero cambiar el código cada 15 o 30 días.

En Tecnología Pyme | Crear un acceso WiFi para los visitantes de nuestra empresa | El WiFi un valor añadido para el cliente
Imagen | andyket

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos