Compartir
Publicidad

Tres claves para gestionar los complementos de tu gestor de contenidos

Tres claves para gestionar los complementos de tu gestor de contenidos
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Cuando nos decidimos a utilizar un CMS (Content Management System), además de la facilidad para introducir nuevos contenidos en nuestra página web, tienda online o blog, otra de las ventajas que nos llevan a utilizarlo es la posibilidad de introducir nuevas funcionalidades a través de los complementos de fácil instalación. Hoy vamos a dar tres claves para gestionar los complementos de tu gestor de contenidos.

Ya sean los plugins, componentes o módulos, que en cada gestor se pueden llamar de una forma distinta, en todos los casos se suelen caracterizar por la cantidad de funcionalidades que nos traen a nuestro gestor de contenidos, hasta el punto de que pueden transformar su uso primario, por ejemplo, de página web o blog a tienda online.

¿Qué funcionalidades necesitamos?

Lo primero que debemos considerar es que instalamos un complemento cuando responde a una necesidad de nuestra página. Ya sea de diseño, porque queremos mostrar un carrusel con imágenes en la portada, por funcionalidad, porque necesitamos un mejor control de los comentarios en nuestro blog, etc.

Una vez que tenemos claro que necesitamos tenemos que ver si nos saldrá rentable su instalación y mantenimiento. Toda modificación significa que tenemos que trabajar para saber cuál es complemento más adecuado, instalarlo, mantenerlo a lo largo de su vida útil y a nivel de seguridad. Por eso no debemos instalar complementos sólo para probar, por lo menos en la página que tenemos en producción.

¿Por qué complemento nos decidimos?

Lo habitual cuando nos hemos decidido por cubrir con un complemento una necesidad es que nos encontremos con un montón de complementos que todos cumplen con la misma función. ¿Por cuál nos decidimos? Lo primero que debemos mirar es que sea compatible con nuestra versión del CMS.

Después debemos ver si el complemento ha tenido varias versiones o no, es decir, si se da soporte y mantenimiento del mismo a lo largo del tiempo. De esta forma nos aseguramos que los pequeños problemas o fallos que haya podido provocar se han ido solucionando a lo largo del tiempo. Nos podemos apoyar también en los comentarios y puntuaciones de la comunidad o la documentación que ofrece el complemento.

Mantenimiento de los complementos

No nos olvidemos que los CMS no dejan de ser como cualquier otro software y tiene sus actualizaciones, sus versiones, etc. Muchas de ellas se llevan a cabo por motivos de seguridad, razón por la cual no podemos instalarlo y olvidarnos del mismo durante su vida útil.

Existen también algunos complementos que nos realizan esta tarea de forma más o menos automática, para nuestro CMS, pero también tiene el peligro de perder el control de las actualizaciones. Si no vamos a evaluar las consecuencias de las actualizaciones puede ser la mejor opción. Personalmente, soy de los que prefiero mirar y comprobar que no va a existir ningún problema antes de actualizar.

Lo cierto es que puede parecer más trabajo de lo que luego en realidad es, pero debemos tener en cuenta que es algo que debemos anotar en nuestras tareas de mantenimiento de nuestros sistemas informáticos. De esta forma, además de mantener nuestras páginas en perfecto estado evitamos problemas de seguridad que puedan comprometer a los clientes que nos visitan.

En Tecnología Pyme | Cuatro inconvenientes de los gestores de contenido de código libre para desarrollar tu web

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos