Compartir
Publicidad

¿Tiene una oportunidad Linux en la empresa con el fin del soporte de Windows XP ?

¿Tiene una oportunidad Linux en la empresa con el fin del soporte de Windows XP ?
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad


Para que Microsoft finalice el soporte para Windows XP falta un año y medio. Puede parecer mucho tiempo, pero cuando nos queramos dar cuenta dejaremos de recibir actualizaciones de seguridad en nuestros equipos. Y entonces caben tres alternativas, a mi modo de ver, migrar a Windows 7, continuar con Windows XP o cambiar a otro sistema operativo. Por eso me pregunto si tiene una oportunidad Linux en la empresa con el fin del soporte de Windows XP.

Teniendo en cuenta que el principal impedimento para la migración para muchas empresas es el económico, el no tener costes de licencias por un sistema operativo, sin duda es una buena elección. No sólo se trata del coste de la licencia sino que en muchos casos requiere una actualización del hardware. Equipos nuevos que muchas empresas no pueden permitirse.

Continuidad con Microsoft, ¿un riesgo para la seguridad?


Puede que muchas decidan aguantar con Windows XP a pesar de no recibir actualizaciones. A pesar de ser un riesgo de seguridad, lo cierto es que a medida que descienda la cuota de mercado de XP será más raro que los atacantes presten atención a explotar vulnerabilidades. De todas formas no parece una buena alternativa para prolongar en el tiempo.

Pero puede que otras se decidan por alternativas distintas, pueden tener la tentación de instalar Windows 7 sin disponer licencia para ello. Esto tiene varios riesgos, empezando por las multas que nos pueden caer, que no son precisamente leves. Por otro, si utilizamos el mismo hardware que teníamos con XP lo más probable es que merme la productividad y el equipo se haga más lento, mucho más lento.

ubuntu

Por último puede suponer un riesgo de la seguridad si utilizar un riesgo para la seguridad si utilizamos algún tipo de aplicación que nos facilite la licencia o un sistema operativo modificado para que trabaje de forma cómoda. Por no hablar de la imagen que queda de nuestra empresa si se llega a saber que usamos este tipo de software.

Linux, sistema operativo de bajo coste

Aquí puede tener su hueco linux. Un sistema operativo que puede funcionar con el hardware de Windows XP sin ningún problema. Sin embargo, como en toda migración es necesario elegir con cuidado la distribución que vamos a poner, las aplicaciones que vamos a utilizar y si es posible mantener las aplicaciones que utilizábamos en Linux o equivalente.

El problema es que no vamos a trabajar igual que en Windows. Habrá cosas que mejorarán, otras serán más complicadas de realizar y hay que asumir que el funcionamiento es distinto. De otra forma podríamos caer en el error de que Linux es un sistema operativo de bajo rendimiento, que no vamos a ser igual de productivo y no es así.

Podemos trabajar de forma igualmente productiva, pero quizás tenemos que cambiar algunas cosas o programas. Y es complicado si el principal motivo para cambiar ha sido el económico. Esto puede provocar un descontento general que de al traste con la migración. En todo caso es muy importante la formación para todo el personal de nuestra empresa antes de cualquier cambio.

Confusión con los escritorios y distribuciones


Ubuntu

Por último hay un punto que puede confundir a las empresas que se acercan a Linux por primera vez. La libertad del software libre, irrenunciable para muchos de sus usuarios, es un problema a la hora de decidirse por una distribución, un escritorio u otro. No hay una distribución de uso mayoritario en las empresas que usan Linux.

Lo mismo que en el uso doméstico Ubuntu está muy bien enfocada y dispone de una gran comunidad de usuarios, en las empresas no ocurre lo mismo. En las más pequeñas puede ser una solución más que adecuada, que incluso tiene alguna edición especial para ellas. Pero en todo caso se pueden ver confundidas por las posibilidades de elección.

Yo si creo que Linux si tiene un hueco en muchas empresas, pero no creo que el fin del soporte de Windows XP y la falta de liquidez de la empresa sea un buen motivo para adoptarlo. En la mayoría de los casos hace falta formación y en muchos casos cambios de forma de trabajar o cambiar alguna aplicación concreta para los que si no hay apoyo económico será complicado.

En Tecnología Pyme | Tres consejos para migrar con éxito de Windows a Ubuntu en las empresas

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos