Compartir
Publicidad

Siete pecados capitales que no puede cometer tu tienda online

Siete pecados capitales que no puede cometer tu tienda online
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El comercio electrónico es un sector en auge pero donde la competencia es tremendamente dura. Por eso debemos intentar fidelizar los clientes, para que no sólo compren en una ocasión, sino que repitan de nuevo si han quedado satisfechos. En este sentido vamos a ver los siete pecados capitales que no puede cometer tu tienda online.

Porque una vez que hemos conseguido lo más difícil, la intención del cliente de comprar un producto que ofrecemos en nuestra tienda no podemos dejar escapar la oportunidad de finalizar la transaccióna por pequeños detalles que no hemos cuidado como debiéramos.

Siete fallos imperdonables

Según avanza el proceso de compra nos pueden surgir distintos problemas, como pueden ser: * Fallos en el diseño de la tienda que impiden encontrar el carro de la compra o sobre todo que tienen problema en el embudo de conversión y llegado el momento de efectuar el pago la pasarela no está bien integrada y hace dudar al cliente que finalmente acaba por desistir al desconfiar de la tienda online.

  • Formas de pago insuficientes que hacen que no podamos pagar con distintos métodos. No es la primera vez que por poner un sistema más seguro de pago con tarjeta que tiene verificación en varios pasos no es posible finalizar la compra. Pago mediante transacción, PayPal o al recibir el producto son básicos.

  • Fallos en el stock que nos permiten comprar un producto que está agotado. Este es un problema grave, que implica un proceso de devolución y perder en muchos casos para siempre un cliente que no se fiará ya de nuestra tienda online.

  • No cumplir los plazos de entrega de los productos. No importa si la responsabilidad es nuestra de la mensajería, etc. Tenemos que cumplir con los compromisos adquiridos en las condiciones de nuestra tienda. En este sentido es bueno tener varias formas de envío, ya sea este más o menos urgente.

  • Políticas de devolución de productos que no sean claras y sobre todo que dificulten el retorno del producto si el cliente no está satisfecho. En este sentido hay que recordar que el plazo es de 15 días con la nueva ley del comercio electrónico.

  • Fallos en la atención al cliente que pueden ir desde el silencio que sufre desde que hace el pago hasta que días después recibe el producto, hasta problemas en las devoluciones, stock, etc. En todo caso debemos pensar que nuestra tienda está abierta 24h. y 365 días a la semana. No cuesta nada poner una respuesta automática a una pregunta que nos llega por correo electrónico, por ejemplo.

  • Problemas para conseguir la factura que parece increíble, pero en muchas tiendas la solicitud de factura se convierte en algo mucho más complicado de lo que debiera ser, cuando debería ser algo automático que se ofrezca al comprar el producto. Es fundamental sobre todo para las ventas a otras pymes o profesionales.

Hay muchos más problemas que pueden surgir. Lo principal es saber detectarlos y conseguir corregir estos problemas. Y vosotros, ¿qué pecados consideráis imperdonables en una tienda online?

En Tecnología Pyme | No es tan fácil el comercio electrónico cómo lo pintan en los anuncios de la tele Imagen | wallyir

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos