Compartir
Publicidad

¿Sale rentable el hazlo tu mismo en la empresa?

¿Sale rentable el hazlo tu mismo en la empresa?
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad


Con la llegada de la crisis económica muchas empresas han sufrido descensos en la productividad, debido sobre todo a un descenso de la actividad. Esto provoca que tengamos a empleados de nuestra organización más desocupados y ociosos. En este aspecto cuestiones que antes se externalizaban se realizan de nuevo en el ámbito interno de la empresa, pero ¿sale rentable el hacerlo nosotros mismos en la empresa?

Un ejemplo puede ser el mantenimiento de la página web corporativa, y todo lo que tiene que ver con la estrategia de contenidos de la misma. Si hace unos años teníamos contratada una empresa especializada en el sector, ahora muchas empresas designan a alguien para que se ocupe de estas labores. En estos casos, ya sean páginas web o redes sociales lo importante es que la persona que se ocupa de estas cuestiones tenga un mínimo de formación en el tema.

La formación es la clave del éxito


Lo mismo puede ocurrir con el mantenimiento de los sistemas informáticos. Hace unos años podíamos tener a una empresa externa que se ocupara de estos asuntos, mientras que ahora muchas empresas buscan en su personal alguien que se ocupe de este tema. Actualizaciones, copias de seguridad o resolver los pequeños problemas suelen ser las tareas más habituales.

En ambos casos si van a ocuparse de estos temas, más especializados, es bueno acudir a cursos de formación donde los usuarios complementen sus conocimientos para que las horas que dediquen a estos asuntos sean productivas. No se trata de estar buscando horas en Internet cómo tenemos que resolver un problema o llevar estrategias equivocadas en redes sociales o la creación de contenidos que pueden ser equivocadas.

Reorganización de las tareas en la empresa

Reaprovechando el hardware


Otras de las cuestiones que pueden hacer las empresas es reutilizar el hardware para montarse dispositivos de funcionalidad específica. Por ejemplo, si necesitamos un cortafuegos podemos usar un ordenador que ya no utilicemos para montar el dispositivo con una distribución Linux que nos facilite esta funcionalidad. De esta forma nos ahorramos la compra de un dispositivo dedicado a esta tarea.

Aquí tenemos un campo muy grande de dispositivos que podemos montar, desde cortafuegos, servidores de impresión o para compartir archivos DNS o DHCP, etc. Sólo debemos tener claro que funcionalidad queremos resolver y buscar la distribución adecuada para ello. También requiere una serie de horas para montar todo y que funcione de forma adecuada.

¿Sale rentable?


La rentabilidad dependerá de dos cuestiones. Por un lado cuánto nos cuesta la hora de la persona que dedicamos a esta tarea, es decir, no es lo mismo que sea un ingeniero el que se dedica a administrar nuestra página web, que sea un auxiliar administrativo. En función de esta cuestión y del número de horas veremos si nos sale más a cuenta hacerlo de forma interna o seguir con una empresa externa especializada en estas cuestiones.

En los dispositivos que montamos es importante tener en cuenta aspectos como el consumo eléctrico. si seguimos con el ejemplo del servidor de archivos un NAS dedicado puede tener un consumo mucho menor que un ordenador dedicado a esta tarea. De esta forma el coste del dispositivo dedicado se paga sólo con esta diferencia durante la vida útil del mismo.

Por eso debemos considerar no sólo lo que no gastamos, sino si es más rentable y productivo. También es una cuestión de si queremos o no mantener en nuestra organización un capital humano, que ahora puede dedicarse a estas tareas pero que cuando nuestra empresa vuelva a recuperar volumen de negocio no tenemos que volver a formar personal.

En Tecnología Pyme | Hay un hombre en la empresa que lo hace todo
Imagen | Leonardo Rizzi | Fotos Gov/Ba

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad