Compartir
Publicidad

Prevenir problemas cervicales colocando correctamente el monitor

Prevenir problemas cervicales colocando correctamente el monitor
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad


Una de las cuestiones a las que no se presta especial atención en las empresas son las cuestiones relativas a la ergonomía, es decir, a las posturas que adoptamos cuanto estamos trabajando delante de la pantalla. Una de las que más influye en nuestra salud laboral es cómo tenemos colocado el monitor. Es fundamental prevenir problemas cervicales colocando correctamente el monitor.

En principio, para no forzar la postura el borde superior de nuestro monitor debería estar a la altura de nuestros ojos, aunque puede estar entre un 5 y un 15% más bajo sin mayores problemas. En la mayoría de las ocasiones los monitores no tienen peanas que sean regulables en altura, y esto provoca que el ángulo de visión sea mayor del recomendado y nos obliga a estar con la cabeza agachada para trabajar delante del ordenador.

Otra de las cuestiones que ocurren muy a menudo es tener ordenadores de sobremesa, que están pensados para colocar la pantalla encima del propio ordenador. Por cuestiones de espacio, a veces este ordenador se desplaza de la mesa quedando sólo el monitor, y en este caso quedará unos 15 centímetros más bajos de lo que debería. Todas estas cuestiones pueden corregirse elevando el monitor.

Existen distintas posibilidades para elevar los monitores hasta que estén a la altura adecuada. Los más a mano y económicos es utilizar un par de paquetes de folios para apoyar el monitor. En otras ocasiones lo que se buscan son cajones apilables que también nos sirvan para almacenamiento de documentos y por último existen bases regulables en altura. No es necesario gastar mucho dinero, si la imagen de nuestra empresa no es algo que nos preocupe demasiado.

Para los equipos portátiles siempre podemos utilizar bases elevadoras que además nos sirvan de refrigeración, de manera que además aumentamos la vida útil del equipo al estar trabajando con menor temperatura todos los componentes. También existen distintos tipos de docks que nos pueden ayudar a corregir la posición del monitor además de añadir más funcionalidad a los equipos en el trabajo de oficina.

Puede que esta cuestión os parezca una tontería, pero un pequeño cambio de postura puede hacer que los trabajadores de la empresa tengan un mejor rendimiento, puesto que al no tener que estar forzando la postura durante 6 horas al día, cada día, cinco días a la semana, al final acaba pasando factura. Una buena colocación del monitor evitará dolores cervicales, de cabeza y fatiga visual si nos pasamos muchas horas seguidas delante del ordenador.

En Tecnología Pyme | Consejos de ergonomía frente al ordenador
Imagen | Plutor

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos