Compartir
Publicidad

Otro Windows es posible

Otro Windows es posible
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Microsoft ha realizado una fuerte apuesta con Windows 8 como sistema pensado para trabajar de forma semejante tanto desde un tablet como un teléfono o desde un equipo de sobremesa. La mayoría de los equipos que tenemos disponibles en el mercado incorporan Windows 8 pero de momento otro Windows es posible.

Con esto me refiero a que Windows 7 sigue siendo una opción para las empresas, de hecho es la opción que mayoritariamente eligen, puesto que no quieren penalizar el aprendizaje del nuevo sistema y en todo caso esperarán un tiempo para que el usuario lo instale y aprenda a manejar en su hogar.

La cuota de mercado que poco a poco va ganando Windows 8 lo está haciendo a costa de sistemas más antiguos, sobre todo Windows Vista y XP más que Windows 7, al que de momento no sustituye ni come cuota de mercado. En las empresas que todavía utilizan Windows XP será complicado que en los pocos meses que quedan de soporte se planteen dar el salto a Windows 8.

¿Cuál es el lado negativo de este asunto? Pues más que nada el tiempo de soporte. Windows 8 tendrá un mayor tiempo de soporte que Windows 7. Esto afecta sobre todo a las empresas que compran licencias por volumen, que se pueden instalar en otros equipos, ya que será complicado que un equipo dure más de 7 u 8 años en óptimo estado tal y como está evolucionando hoy en día la tecnología.

Y esto al fin y al cabo también es una cuestión de retorno de la inversión. No es lo mismo una licencia que tenemos que amortizar en cuatro años que en 10. El coste es mucho menor en el segundo caso, y esto es algo que la empresa podría plantearse a largo plazo.

En Tecnología Pyme | Por fin he visto un Windows 8 trabajando en la empresa Imagen | Masaru Kamikura

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos