Compartir
Publicidad

Oficina en la nube vs oficina convencional

Oficina en la nube vs oficina convencional
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Esta mañana en Xataka ON leíamos un buen post donde nos mostraba las distintas opciones que encontramos en las oficinas oficina en la nube vs oficina convencional. Buena reflexión, vaticinando lo que, quizás, nos espere.

Internet y la nube son el vehículo hacia la comodidad para algunos, o para alcanzar lo que antes tenía un coste demasiado elevado o se asomaba por el limbo de la dificultad. La unión de estas opciones conforman herramientas perfectas para el crecimiento en la pyme.

Oficina convencional

Todos la conocemos, pasamos en esos sitios más tiempo que con nuestros seres queridos. Conocemos hasta el último milímetro de nuestra mesa, se vuelve una extensión de nuestra vida cotidiana y es un lugar que, al verlo, sabemos que debemos trabajar únicamente. Este sitio para muchas empresas es una forma de mostrar lo que hacen y como lo hacen, como si un escaparate de nuestro trabajo fuera.

Para mi, personalmente, no es un problema lo anteriormente comentado pero si lo es la falta de evolución al ambiente de la empresa; da la sensación de que nos cuesta cambiar lo que tenemos y si lo hacemos vamos a perder calidad en el trabajo. Otras veces el aspecto que muestra nuestro lugar de trabajo viene por problemas de salud económica de la empresa; en cualquier caso siempre podemos personalizar nuestro lugar de trabajo.

Estar en una oficina, en numerosas ocasiones implica no poder modificar a nivel de sistemas nuestro pecé o MAC por lo que nos roba un poco la posibilidad de configurar a nuestro antojo nuestro lugar de trabajo. En los mejores casos, el administrador de sistemas nos echa un cable y oye algunas sugerencias sobre aplicaciones que nos pueden facilitar la vida diaria.

Oficina en la nube

Como su nombre indica está en la nube. Ahora está muy de moda todo esto de la nube, herramientas en la nube y opciones que no vemos pero que sabemos que están ahí. No es nuevo, en los noventa ya había comerciales que todo lo hacían sin oficinas, con móviles de dos kilos y con libretas con estructuras similares a la del Muro de Berlín.

Ahora si tenemos aplicaciones más definidas, más especializadas en dar un servicio profesional, barato y rápido. El teléfono con Skype, el correo con la gran cantidad de gestores de correos que existen, los calendarios asociados a los correos o en agendas de software de terceros, etc. Todo esto hace una oficina sin techo pero a la vez con cientos de ellos.

El techo lo escogemos nosotros, como las aplicaciones y como el entorno donde queremos trabajar, lo que obtiene la empresa es a un empleado contento y con un poco de suerte un ahorro significativo al haber evitado la compra de muebles y material informático como servidores o pantallas.

Conclusión

Para gustos, colores. Lo importante es dotar de libertad al trabajador hasta conseguir un equilibrio entre comodidad y profesionalidad aplicado a entornos donde sea posible este compendio entre la empresa y los trabajadores. Y si ninguna de las opciones nos viene bien, siempre podremos unir las fuerzas entre el trabajo estático y las herramientas en la nube para trabajar desde distintos lugares.

Más Información | Xataka ON
En Tecnología Pyme | SalesForce, que la fuerza acompañe tus ventas
Image | ottonassar

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos