Compartir
Publicidad

No tiréis vuestros Netbooks a la basura, actualizarlos a Windows 8

No tiréis vuestros Netbooks a la basura, actualizarlos a Windows 8
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad


No hace mucho hablábamos por aquí de que hacer con los viejos netbooks que las empresas habían adquirido hace un par de años, donde cuando entrábamos a una gran superficie era casi lo único que veíamos por todos lados. Pero tenían un problema con la potencia que tenían, tamaño pantalla, etc. En muchos casos han quedado abandonados en un rincón, pero todavía hay una solución. No tiréis vuestros netbooks a la basura, actualizarlos a Windows 8.

Seguro que a más de uno se le ha puesto una sonrisa en la cara al leerlo, ¿cómo vamos a actualizar a un sistema más moderno unos equipos que con Windows XP ya iban justos para las tareas básicas? Pues lo cierto es que yo tampoco lo se muy bien, pero tan mal no debe ir si vemos la especificaciones de algunas de las tablets que se están presentando con Windows 8.

Intel Atom, el procesador de las tablets más asequibles


Un ejemplo muy claro es la nueva tablet presentada por Dell y pensada para profesionales que utiliza como procesador un Intel Atom y 2 GB de memoria. Es cierto que los que montan los netbooks son más antiguos y a la vez menos potentes, razón por la cual el sistema no se moverá tan suelto. A la vez la memoria puede ser un problema, puesto que muchos de estos equipos no admitían más de 1 GB pero sus características de hardware no andan muy alejadas.

¿Pero podemos utilizarlo en un neetbook? Pues todo depende de como estemos trabajando. Si tenemos el netbook en un rincón de la empresa y no se utiliza lo mejor es hacer unas cuantas pruebas. Descargar una versión de prueba Windows 8 e instalarlo y probar su funcionamiento en nuestro equipo. Tanto a nivel de hardware como de comodidad de uso.

La interfaz es totalmente distinta y pensada para trabajar con pantallas de 10” por lo la experiencia debería ser mejor que con Windows XP. A la vez, en lo que respecta al hardware muchos equipos ya incorporaban Windows 7, por lo que Windows 8 debería funcionar de forma similar.

Windows 8

¿Merece la pena la inversión?


Esta es la cuestión principal que debemos plantearnos. Si no tenemos que tocar el hardware del equipo sólo tenemos que adquirir la licencia. Podemos actualizar desde la versión que ya tenemos instalada cuyo coste estaría en torno a los 40 €, más o menos, por lo que no sería excesivo.

Si queremos mejorar el equipo en sus prestaciones de hardware yo apostaría por un disco SSD y una subida de memoria a 2 GB. Los costes totales de las actualizadiones, tanto de hardware como de software, dependen un poco de los componentes elegidos, pero podrían rondar unos 150 €, mejorando su rendimiento de forma notable.

Lo cierto es que si tenemos en cuenta que las versiones de tablets con Windows 8 se esperan en torno a los 600 €, para la versión RT 800 para la versión X86 con procesadores Intel Atom, no es una inversión tan descabellada, aunque debemos tener en cuenta que toda la parte táctil no estará disponible.

Por eso creo que aunque a algunos les pueda parecer una forma de volver a dar una segunda vida sus posibilidades son limitadas. Nos guste o no los vientos han cambiado y se mueven hacia lo taćtil. Además a los primeros netbooks, los que tenían la primera generación de Intel Atom no se si saldría a cuenta. Lo mejor en estos casos hacer pruebas a fondo para comprobar el funcionamiento con este nuevo sistema.

En Tecnología Pyme | Seis características que hacen a Windows 8 Pro indispensable en la empresa

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos