Compartir
Publicidad

No se trata de un simple nombre: cómo nombrar a tu empresa

No se trata de un simple nombre: cómo nombrar a tu empresa
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hay mucho en juego al decidir sobre un nombre para tu empresa. El nombre de tu empresa es uno de tus activos más visible, y es lo que de inmediato atraerá o repelerá a los clientes potenciales, incluso a un nivel subconsciente.

Se podría decir que prácticamente casi cualquier nombre puede ser comercializado con éxito, pero algunos tienen éxito en lo que parece ser la virtud del nombre por sí solo mientras otros dedican meses de esfuerzos de marketing y dinero para darse a conocer. ¿La diferencia? El éxito de los nombres reside en orientar y comunicar tu experiencia, tu campo, y el valor que tu empresa lleva a ese campo.

Entonces, ¿Cómo dar con el nombre perfecto para tu empresa? Aquí hay algunas rutas posibles que podrías usar para conseguir llegar al nombre que tus clientes recordarán desde la primera vez que lo vean y acortar así la longitud de tiempo empleado para decidirlo.

  • Contratar a un experto de nombres.
  • Significado y Especificidad.
  • Complejidad.
  • Originalidad.

¿Existen expertos en nombres? Sí, y pueden ayudarte a determinar la relevancia, complejidad y universalidad que hace que los grandes nombres de empresas sean eso, grandes. Por otra parte, las empresas de nombres consultarán contigo acerca de que nombres no te producirán errores, cual tendrá éxito, y por qué, además, van a ser capaces de navegar por las aguas turbias de las marcas que demuestran un peligro tan grande para las pymes.

Puedes hacerlo tu mismo

¿Qué significa el nombre de tu negocio para tus clientes? Especificidad ¿Qué tan específico es tu nombre? Recuerda, no hay tal cosa como ser demasiado específico al nombrar a tu empresa. Por ejemplo, una tienda de bicicletas llamada “Bicicletas Cadiz” podría ser demasiado específico, sobre todo si tu negocio se expande más allá de Cadiz y las bicicletas.

No confundas a tus clientes con un nombre extraño. Mantenlo lo suficientemente simple, y que no intimides a tus clientes. En cuanto a la originalidad, un poco de creatividad no te vendría mal. Una vez más, hay un equilibrio que debe mantenerse, ya que los nombres pueden ser demasiado inteligentes, preciosos, o ridículos.

Una vez que te hayas decidido por un nombre, asegúrate de que no esta siendo utilizado por otra empresa. Investigar las marcas registradas desde el principio te ahorrará posibles dolores de cabeza y una fortuna en el futuro. Por último realiza una prueba de tu nombre con tus clientes, pregunta por ahí y mira qué se ajusta mejor a tu mercado objetivo. Después de todo está dicho y hecho, serás capaz de responder a esa vieja pregunta: ¿Qué hay en un nombre? ¡Todo!

En tecnología Pyme | Mi nombre de empresa no está disponible para crear la web | Cómo elegir nombre para nuestra empresa en Internet
Imagen | kevindooley

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos