Compartir
Publicidad

No me gusta trabajar desde casa

No me gusta trabajar desde casa
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Comienzo este post reconociendo que soy un fiel defensor del teletrabajo pero he encontrado algunos matices que no hacen tan perfecta esta forma de trabajar. No me gusta trabajar desde casa por una serie de razones vinculadas a estar cerca del problema y la solución.

El hecho de estar cerca de los problemas, las soluciones, la contrastación del error y sobre todo de la solución son aspecto difíciles de lidiar desde la distancia, aunque la profesión de IT esté vinculada a no ver, casi nunca, las máquinas sobre las que trabajamos el hecho de “estar en el trabajo” puede afectar en la forma de trabajar.

Aspectos a mejorar

Trabajar desde casa está bien, tienes libertad, te puedes organizar y porque no: puedes permitirte un madrugón menos intenso. Si todo funciona bien puedes llegar a estar “cómodo” y tranquilo, pero: y si todo no va tan bien. Este es el momento donde no estamos tranquilos, pensamos en todo lo que nos haría falta.

Es justo en ese momento donde nos preguntamos: ¿dónde dejé este software? ¿Cómo podría llegar a esta herramienta? ¿Está todo bien organizado? O peor aún, podemos preguntarnos sin cesar: ¿será el error de un cable suelto? ¿los servidores estarán bien refrigerados?

Cuando el problema es físico la solución es física y no lo solucionarás desde casa. No estar en cerca del problema es algo más psicológico que solucionable. En un primer momento la impotencia te puede, no sabes hacia donde tirar o si centrarte sólo en un problema o buscar otras soluciones.

La solución sólo puede nacer de nuestra forma de pensar y del troubleshooting que tengamos en mente. El error sólo será un problema sin solución, esto no quiere decir que no se pueda repara desde donde estemos. Una llamada o un correo a alguien que esté en la oficina puede resolvernos sin dilación el problema o verificar que estamos en lo cierto.

Otro aspecto que encuentro mejorable en las comunicaciones telemáticas con el resto de compañeros es el hecho de pensar: “como está en casa, no hace falta que tenga un feedback tan rápido”. Nada más lejos de la realidad, es incluso más necesario tener una comunicación férrea y rápida con los otros compañeros.

Conclusión

Trabajar desde casa, para muchos, es la evolución; para mi no. Trabajar desde casa está bien si posees un lugar íntegramente dedicado al trabajo, con orden y con la posibilidad de tener un ambiente donde se respire tranquilidad. El orden y la infraestructura para trabajar que tengas en casa es algo muy importante. Es recomendable tener varios monitores y contar con más de una ADSL.

Al igual que nuestros abuelos tenían más de una herramientas para labrar o para realizar trabajos, tener más de un pecé o más de un portátil es recomendable. Algunos compañeros prefieren pagar más por un servicio de reparación y tener sus máquinas reparadas en un tiempo récord, es otra opción.

En Tecnología Pyme | La movilidad y el teletrabajo nos hacen trabajar más horas
Imagen | Sporras

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos