Compartir
Publicidad

Los ultrabooks no cumplen con las expectativas y defraudan en las ventas

Los ultrabooks no cumplen con las expectativas y defraudan en las ventas
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El concepto de ultrabook reconozco que siempre me ha encantado. Un portátil ligero, potente y rápido en el arranque. Podríamos decir que sería el portátil perfecto para las empresas. El único problema era el precio. Entorno a los 1000 euros en la mayoría de los modelos que lo sitúan en la gama alta. Y no todas las empresas apuestan por este segmento de portátiles para su negocio. Por eso no ne extraña ver la noticia de que los ultrabooks no cumplen con las expectativas y defraudan en las ventas.

El portátil más popular en las empresas es la gama media, que se sitúa entre los 400 y 600 euros, y la mayoría de los modelos de ultrabook quedan fuera de esta gama. Por otro lado, los más económicos tampoco son tan rápidos, ligeros ni tienen tanta autonomía como prometían. Además no todas las empresas tienen alta movilidad, y el portátil es un equipo que está más tiempo anclado a la mesa que en el maletín de un lado para otro.

Lo cierto es que las previsiones de ventas para este año estaban en torno a los 22 millones de unidades y se han quedado en poco más de 10. Las previsiones para el año 2013 eran de 66 millones de unidades que ahora se rebajan a 44 millones, que veremos en que cantidad se quedan definitivamente.

Por todo esto creo que las empresas han seguido con su lógica de buscar equipos equilibrados y con un precio contenido. Pagar casi el doble por tener un equipo con un kilo menos de peso y algo más potente no es lo suficientemente atractivo para muchas empresas. Además las empresas con alta movilidad se mueven en muchos casos al sector de las tablets, algo que les pone las cosas todavía más difíciles.

En lo que respecta al rendimiento, si los equipos no son muy antiguos un nuevo disco SSD puede dar una segunda vida a los portátiles de la empresa, por lo que por menos de 100 euros se consigue una mejora de rendimiento del equipo considerable. Los tiempos de arranque y la fluidez del equipo mejora de forma notable, y sólo por el 10% de gasto de un ultraportátil.

A pesar de que tienen esperanzas de mejorar las previsiones de ventas en 2013 lo cierto es que lo tienen realmente difícil. Se añaden nuevos competidores con los modelos de Surface y los equipos híbridos que trabajarán con Windows 8 convirtiendo tablet y teclado en un portátil. Y esto llama más la atención que un portátil ligero y potente. Estos nuevos equipos también se sitúan en la gama alta.

Sólo tienen una oportunidad real si bajan los precios lo suficiente como para competir en la gama media. En este caso si serán más asequibles y atractivos para la mayoría de las empresas, donde quizás se buscan equipos más para tareas ejecutivas que de supervisión, donde los portátiles son más adecuados que las tablets. Veremos que pasa el próximo año.

Vía | IHS iSuppli En Tecnología Pyme | El futuro es de los híbridos, ahora soy portátil, ahora soy tablet, o eso parece

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos