Compartir
Publicidad

Los siete pecados capitales de la empresa en las redes sociales

Los siete pecados capitales de la empresa en las redes sociales
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Muchas empresas desembarcan en las redes sociales pensando que en poco tiempo tendrán miles de seguidores, estos seguidores irán inmediatamente a su página web para comprar sus productos y sus ventas subirán como la espuma. Lo cierto es que muchas desconocen las claves del medio y tienen estrategias equivocadas. Por es hoy vamos a dar nuestro punto de vista sobre los siete pecados capitales de la empresa en las redes sociales.

En este caso hablamos no ya de una estrategia equivocada sino también de un error de concepto en el uso de las redes sociales. Y esto es más difícil de corregir que cambiar el rumbo de la estrategia. Significa que los responsables no llegan a comprender qué herramienta estamos utilizando y cómo podemos sacarle partido a las redes sociales en las empresas. Vamos pues a ver esos siete pecados:

  • Avaricia. En este caso existen muchos ejemplos de empresas que buscan clientes. Las redes sociales no se hicieron para que las empresas tuvieran un foro para poder llegar a sus clientes sino para que la gente se comunique. Que existan 700 millones de usuarios en Facebook no significa que todos ellos vayan a comprar en nuestra web de venta online.
  • Pereza donde es fácil dejarse llevar por el reenvío de contenidos, la programación del mismo mensaje de forma reiterada pensando que de esta manera tenemos más seguidores o a estos no se le pasará ningún mensaje de los que hemos creado.
  • Ira cuando la empresa es incapaz de aceptar la crítica. En este caso hemos visto muchos ejemplos de casos de famosos que utilizan Twitter para conversar por sus fans. Al fin y al cabo el famoso no deja de actuar como una empresa, un autónomo. Saber aceptar las críticas con elegancia es fundamental y sobre todo no contestar de forma airada y pública. No hay por qué dar lugar a reacciones en cadena contrarias a nuestra empresa sin necesidad.
  • Envidia que parece mentira que pueda surgir por las empresas en las redes sociales, pero viendo cómo se compite en muchos casos por ser el tema candente del que hablan las redes sociales da lugar a comtraprogramar eventos para intentar restar importancia a la competencia.
Vuela Tweet, vuela
  • Soberbia cuando las respuestas de la empresa se sitúan en un plano superior al de los usuarios. Para esto no necesitamos estar en las redes sociales y es necesario tener la humildad necesaria para poder reconocer nuestras equivocaciones y poder dar la respuesta adecuada en cada momento a las demandas de los usuarios.
  • Lujuria que de todo existe en las redes sociales y son muchas empresas que desean a los clientes del prójimo o dicho de otra manera de la competencia. El apetito por captar el mayor número de clientes es voraz, cuando lo que deberían buscar en muchos casos es tener un ROI alto para amortizar la inversión que se realiza en las redes sociales.
  • Gula donde en muchos casos la empresa busca más la cantidad que la calidad. No por tener un mayor número de seguidores tendremos más clientes. No hay que confundir seguidor con cliente, ni todos los seguidores que tengamos en las redes sociales serán igual de activos. Por eso a veces menos es más.

La empresa debe estar presente allí donde tiene clientes potenciales y las redes sociales es donde los usuarios pasan un mayor número de horas, pero no por eso podemos caer en el error de pensar que las redes sociales se crearon para que los clientes compraran productos o servicios, para seguir empresas, etc. La estrategia de la empresa en las redes sociales tiene que estar pensada a nivel global en la estrategia de marketing digital.

En Tecnología Pyme | Treinta datos sobre las redes sociales que las empresas no conocen II Imagen | Flickr 1 & Flickr 2

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad