Compartir
Publicidad

Limitando el acceso a Internet o café para todos en las empresas

Limitando el acceso a Internet o café para todos en las empresas
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Si no disponemos de las herramientas adecuadas para medir los accesos a Internet que se producen en nuestra empresa lo más normal es que cuando se produzcan abusos o alguien tome la determinación de cortar los accesos no se discrimine y al final se aplique la política del café para todos muy común en las empresas por no disponer de herramientas de control adecuadas.

De esta manera no se discriminan las conductas que, aunque hagan un uso privado de Internet, son tolerables en la empresa de las que están abusando y afecta a su nivel de trabajo. Por ejemplo, las personas que llegan antes para evitar la hora punta y aprovechan ese tiempo antes del inicio de su jornada laboral para leer el periódico o consultar la cuenta bancaria.

Pero también la consulta libre de información en cualquier momento del trabajo, o se prohíbe el acceso a las cuentas de correo personal, tipo Gmail, Yahoo, etc. En este caso a la larga es contraproducente porque la gente acabará utilizando el correo del trabajo también para cuestiones personales, mezclando vida personal y laboral. A la larga esto se traduce en la vuelta del spam a la red del trabajo, presentaciones circulando por la oficina o aumentando el tamaño de los buzones de correo de forma injustificada.

Por otra parte la falta de herramientas muchas veces hace que se limite el acceso por listas negras, es decir, se van añadiendo los sitios más visitados en la empresa. Esto es una medida muy poco efectiva. Porque no podremos entrar a Gmail, pero si a Zoho, que es menos popular o no podemos leer El País, pero si Tecnología Pyme... al final lo que provoca es una modificación de las costumbres de los usuarios y al poco tiempo toca volvera comprobar los sitios más visitados para añadirlos a la lista negra.

Además de una medida poco efectiva no apuesta por la productividad, por primar los descansos que permitan relajar la atención del usuario entre las tareas para poder volver a concentrarse en las mismas de forma adecuada. En definitiva la guerra sigue siendo presentismo frente a productividad. ¿Apostamos más por hacer o por parecer? Esta es la pregunta que muchas empresas deberían hacerse.

En Tecnología Pyme | Limitar el acceso a Internet es limitar la productividad en la empresa Imagen | P - A - S - T

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos