Compartir
Publicidad

Las faltas de ortografía en la web perjudican tu posicionamiento y la imagen de tu empresa

Las faltas de ortografía en la web perjudican tu posicionamiento y la imagen de tu empresa
Guardar
0 Comentarios
Publicidad


Sólo se prohíbe aquello que es un comportamiento habitual

Parece mentira que tengamos que hablar una vez más de las faltas de ortografía en la comunicación de nuestra empresa, pero lo cierto es que todavía se encuentran muchas páginas web que contienen faltas de ortografía, más o menos grave, ya sea por error u omisión, pero sobre todo, y aquí hablo por experiencia propia, por prisas y exceso de confianza en los correctores ortográficos. Pero además ahora además de la imagen de tu empresa, las faltas de ortografía pueden perjudicar tu posicionamiento web.

Y ni siquiera tenemos que abrir una página, ya que con la llegada de la vista previa de una web en Google, observar faltas de ortografía en esta vista es indicativo de una baja calidad de la web, razón por la cual el usuario desistirá de visitar nuestra web al no confiar en su contenido, y con razón me atrevería a añadir. Lo mismo que debemos ser cuidadosos en otras comunicaciones que realice nuestra empresa, trípticos que llevemos a una imprenta, por ejemplo, debemos serlo con nuestra web.

Cierto que en la web podemos rectificar de manera más o menos sencilla y cambiarlo, pero también nos tenemos que dar cuenta de ello, y si ya lo hemos publicado para rectificar lo primero que debemos hacer es darnos cuenta del error, lo que no es tan fácil. Lo mejor en estos casos es una segunda lectura por una persona distinta a la que ha redactado el texto.

Y esto en las cuestiones de posicionamiento, porque el daño a la imagen de nuestra empresa también tenemos que tenerlo en cuenta. No sólo se trata de que aparezcamos más o menos arriba en las búsquedas de Google, sino que los clientes que llegan a nuestra empresa y se encuentran con estos errores ortográficos se llevarán una mala impresión de la misma.

En esto hay personas a las que un fallo ortográfico les molesta muchísimo. Lo notan como un agravio y una desconsideración. Otras no le dan tanta importancia, pero en cualquier caso debemos ser lo más cuidadosos posibles y revisar meticulosamente los textos. Por último, tened en cuenta los textos que incluimos en las imágenes, que muchas veces los creamos con faltas y luego es más complicado rectificarlos.

Vía | Blog Arsys
Imagen | Flickr
En Tecnología Pyme | Escrito por un pelotari desde un teléfono táctil

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos