Compartir
Publicidad

La disponibilidad de la nube para las empresas

La disponibilidad de la nube para las empresas
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Una vez que ha pasado la tormenta del rayo que no cesa de Amazon son muchas las dudas que han podido quedar para muchas empresas que se estaban pensando apostar por un modelo de negocio basado en la nube. Pero lo cierto es que parece injusto cuestionar la disponibilidad de la nube para las empresas después de este incidente. Cierto que Amazon es uno de los principales exponentes de la nube y que no podría haberlo hecho peor.

Porque aquí no valen excusas. Amazon vende un servicio de alta disponibilidad. Garantiza que no estaremos sin servicio prácticamente nunca, y cobra por ello a las empresas. Pero lo cierto es que la caída del rayo ha puesto en evidencia la incompetencia de Amazon a la hora de cumplir su parte del trato. Porque Amazon es como contratar un seguro, no sabes realmente las coberturas que tienes hasta que llega la hora del siniestro.

Pero no debemos confundirnos. El cloud es mucho más que Amazon, más especializada en facilitar la elasticidad de la oferta en momentos puntuales de grandes picos de tráfico. Muchas empresas tienen alojados sus servicios en otros proveedores de hosting más convencionales y en definitiva tenemos que tener en cuenta cuánto dinero pierde nuestra empresa si sus servicios no están disponibles.

Al final los principios del cloud siguen estando vigentes como motivos para elegir un modelo de trabajo en la nube. Mayor escalibilidad, menor coste de despliegue, alta disponibilidad, a pesar de la caída del rayo, etc. Pero también es normal que surjan las dudas. Quizás lo que deberíamos preguntarnos es cuánto tardaríamos en recuperar los sistemas de nuestra empresa si el rayo cae en nuestras instalaciones.

Siempre que ocurren este tipo de cosas tenemos la tendencia a dejarnos llevar. Que falle Amazon supone dejar a miles de empresas sin servicio, por lo que la visibilidad y repercusión del fallo es mucho mayor. Recuerdo que hace unos años un incendio en Iberia dejo en tierra miles de vuelos y no operaba en la nube. Por lo tanto el problema no está tanto en el fallo como en el daño a la imagen que esto ha supuesto.

En algún momento dependemos de otros. Imaginaros cuanto tiempo estaríais sin servicio si el rayo cae en la subestación eléctrica de vuestra zona. Y no por esto cada empresa tiene su propio generador. Lo cierto es que ha fallado lo que nos vendían que estaba preparado para que no fallase. Y no es la primera vez. En este caso el mayor perjudicado va a ser la propia Amazon, puesto que muchas empresas que apuesten por la nube se cuestionarán pagar ahora un extra por sus servicios.

En Tecnología Pyme | AWS de Amazon para la pyme III Imagen | krunkwerke

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos