Compartir
Publicidad

La continuidad es imprescindible a la hora de elegir dispositivos móviles

La continuidad es imprescindible a la hora de elegir dispositivos móviles
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad


En esta semana que hemos asistido a la desaparición y resurrección en ventas de la tableta táctil de HP, el TouchPad, una de las reflexiones que podríamos hacer a la hora de comprar un nuevo terminal que ayude a la movilidad en nuestra empresa es el recorrido de mercado que tiene. La continuidad es imprescindible a la hora de elegir dispositivos móviles. Mantener este producto en el mercado nos asegura recibir las actualizaciones necesarias para todo producto basado en software.

Y es que muchas veces nos olvidamos de que nuestros teléfonos móviles inteligentes también pueden, y deben, actualizar su sistema operativo, parchear problemas de seguridad o simplemente añadir nuevas funcionalidades gracias a una actualización del sistema. Pero esto no es siempre así. Muchas veces nos fiamos del fabricante, que ha colocado una pequeña capa por encima para mejorar la usabilidad o un aspecto visual más atractivo.

El problema es que luego se olvida de actualizar dicho producto o simplemente no implementa mejoras de sistema operativo en el terminal porque ya está pensando en la segunda generación del mismo. Esta cuestión, que desde luego no parece lógica, es muy habitual encontrarla en teléfonos móviles, que aprovechando que suelen tener un ciclo de vida corto se descontinúan y no se actualizan, haciendo que el cambio de terminal sea más rápido por parte de los usuarios.

Android se ha hecho muy popular y podemos verlo en muchos tipos de dispositivos. Si además del sistema el fabricante nos coloca sus propias aplicaciones o preferimos que se mantenga más cercano posible al desarrollo original, será determinante en muchas ocasiones para tener actualizaciones. Cuando optamos por dispositivos con Android, debemos tenerlo en cuenta, ya que la libertad que tienen los fabricantes para implementarlo puede provocar estos problemas.

Pero no son problemas únicos de Android. En los teléfonos móviles son muy comunes. Teléfonos con un hardware potente pero que no se actualizan, o que nos llegan limitados al mercado español, ya sea por las operadoras que los ponen a disposición o por el propio fabricante. Esto hace que la inversión que hemos realizado en el dispositivo, no sólo económica sino también en formación o en su integración con nuestros sistemas no se pierda.

Estamos muy acostumbrados a los sistemas operativos Windows, y la llegada de dispositivos móviles que mayoritariamente incorporan otros sistemas nos puede inducir a una mala elección. Un buen asesoramiento es básico. No sólo por parte del vendedor o comercial que nos ofrece el terminal, sino también en ámbitos independientes y buscando la opinión orientada al mercado profesional, que muchas veces no es tan sencilla de conseguir. Conocer bien los pros y contras del producto nos ayudará a no llevarnos sorpresas.

En Tecnología Pyme | Citrix y VMware facilitan la llegada de Windows 7 a las tabletas
Imagen| IntelFreePress

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos