Compartir
Publicidad

La calidad de los contenidos de mi web

La calidad de los contenidos de mi web
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad


Cuando una empresa comienza a plantearse crear una página web o rehacer la que ya tiene en marcha o ir añadiendo contenidos a la misma que le faciliten una mayor visibilidad y aprecio por sus usuarios lo primero que se plantea es qué quiero mostrar a los usuarios que llegan a la web, en lugar de plantearse que vienen buscando los usuarios que acceden a la web. La calidad de los contenidos de la web son básicos para que el usuario no abandone la página nada más llegar.

Y esto a la vez tenemos que conjugarlo con la información que queremos ofrecer en nuestra página sobre nuestra empresa, a qué se dedica, qué servicios o productos ofrece, etc. Una parte de información corporativa mezclada con otra de información útil para los usuarios, como pueden ser datos de contacto o ubicación para usuarios que ya están interesados pero también consejos y ayuda que ofrecemos a los usuarios que llegan a nuestra página.

¿Qué busca el cliente que llega a la web?


Tanto en un caso como en otro lo básico es intentar que el usuario sienta que el contenido que hemos ofrecido es de calidad, que le ha servido y sobre todo que no ha perdido el tiempo entrando en nuestra página. La parte de información de valor añadido para el cliente es básica.

La calidad de los contenidos de mi web

No sólo se trata de reseñar que nuestra empresa vende tal o cual máquina, por ejemplo. Además hemos ofrecido sus características técnicas, pero también hemos añadido en nuestra web un enlace al manual de la misma. Si todo esto lo complementamos ofreciendo nuestra opinión como expertos de cómo dicha máquina puede ayudar a trabajar o las ventajas que tiene sobre las demás, el usuario no sólo llega a nuestra página, sino que se queda, lee y si se lo ofrecemos comparte el contenido que tenemos.

Cada uno en su sector debe aplicarse a ello. Un bar que ofrece el menú diario a través de las redes sociales o en su página web puede ofrecer también algún truco de cómo hacer tal o cual plato. Una empresa informática puede comentar la ventaja de tal o cual tarjeta gráfica que tiene en stock. Si somos expertos en nuestra área tenemos que aprovecharlo.

Merece la pena el esfuerzo


Lo cierto es que la cantidad de tiempo que dedicamos a esta cuestión de ofrecer consejos o contenidos de calidad tampoco tiene que ser muy grande. En definitiva se trata de ofrecer en la web los mismos consejos que daríamos a un cliente que nos visita o que nosotros visitamos a la hora de resolver sus dudas sobre un servicio o producto que ofrecemos.

La parte más complicada para el usuario es introducir los contenidos en la página web o aprender a redactarlos para que nos facilite el posicionamiento de la página. Pero es una cuestión que debemos ir puliendo poco a poco. Lo importante es comenzar. Si disponemos de tiempo y tenemos una página creada con gestores de contenido no nos costará mucho ir añadiendo. La otra opción si no disponemos de tiempo es contratar un mantenimiento para que nos añadan los contenidos.

Si gracias a ello podemos conseguir nuevos clientes, mejorar la visibilidad de la web y hacer que nuestra facturación mejore podemos dar por bien invertido este dinero. Los resultados debemos esperarlos a medio y largo plazo. Pero es una inversión de futuro que nos asegurará también buenos rendimientos, sin estar ligada a un momento puntual.

En Tecnología Pyme | ¿Cambias de escaparate en tu negocio? Pues entonces renueva también tu web
Imagen | dvanhorn | Joshua Rappeneker

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos