Síguenos

caminar por el mar

Si tuviéramos que elaborar una lista con las palabras más pronunciadas en estos últimos años, emprendedurismo aparecería en los primeros lugares. No hay persona que te recuerde que emprender es la solución al desempleo.Que en época de crisis, la creatividad aflora en nuestras mentes, y si no se da el caso, debemos asistir a cursos donde nos muestren el camino a seguir. Ahora es el momento de perseguir nuestro sueño en el mundo empresarial.

Estoy de acuerdo con esas personas entusiastas que animan a montar tu negocio. También comprendo a los que necesitan que la aventura de emprender goce de una cierta seguridad. España no es un país que se caracterice por emprender. Nos gusta vivir en el lado confortable, donde sea otro el encargado de soportar la losa que conlleva la responsabilidad. En Estados Unidos ocurre lo contrario, todo aquel que no ha fracasado unas cuantas veces resulta sospechoso, se premia la caída como sinónimo de tenacidad.

Navegando por los mares de la red, topé con un titular: “¿Innovación o revolución?”. Lo que captó mi atención fue que el creador de esta nueva red social no buscara capital ¡sino usuarios! y para ello no hablaba de utilizar Facebook o Twitter, ha creado su propia red social: Chattybuy. El ideólogo se llama Alex Aitkenhead, vive en Elche y ya se ha caído una vez, cuando creó un espacio dedicado a los descuentos. Curiosamente, en vez de tirar la toalla ha preferido volver a intentarlo.

La idea resulta interesante. Está dirigida a las pymes, para ofrecer una forma de promocionarse que pretende un beneficio para ellos. Lanzan sus ofertas cuando quieran, y no hay publicidad de otras empresas o competencia en sus páginas en Facebook. Quizás la única pega que encuentro es que el mensaje no quede claro. Creo que una idea se tiene que poder explicar en cinco líneas.

En pocas palabras esto es lo que he entendido que pretende Chattybuy: huir de los grandes inversores, convertir a los usuarios en beneficiarios a través de participaciones, y con ello, ahorrar el gasto en publicidad. Chattybuy es un desarrollo de una parte de Quedescuentos (el anterior proyecto) y una nueva sección de red social con el objetivo de premiar a usuarios por chatear con sus amigos. Estos puntos se acumulan y se podrán canjear por los cupones de las pymes.

¿Y qué papel juega la pyme?. Puede crear su perfil, tiene una cuenta gratis con un limite de 300 cupones, y a cambio permite adjudicar los puntos de los usuarios como canje de los cupones. Un trueque, en definitiva. Parece una buen método de promoción, gracias a un modelo sencillo como el del chat. En fin, si se trata de cambiar las cosas, aquí tenemos un ejemplo. Ahora falta que se comprenda, guste y funcione bien. Nunca sabemos dónde puede surgir un nuevo Marc Zuckerberg.

En Pymes y Autónomos|Una hora a la semana para revisar las nuevas aplicaciones profesionales, Que la tecnología no sea un lastre para nuestra eficiencia

Imagen| Curiositykilledthecat

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

3 comentarios