Compartir
Publicidad

Escrito por un pelotari desde un teléfono táctil

Escrito por un pelotari desde un teléfono táctil
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Una de las cosas que he venido observando en los últimos tiempos es que mucha gente incluye en su firma de correo algún mensaje del tipo: "Escrito por un pelotari desde un teléfono táctil", posiblemente por eso contiene faltas de ortografía, añadiría yo. Este tipo de mensajes no acaban de gustarme. El otro día cuando hablábamos de los elementos que debe incorporar la firma del correo corporativo, yo no recomendaba esta práctica.

Pero un lector habitual del blog si parecía apreciar este mensaje, al fin y al cabo, se trata de disculparnos ante nuestro interlocutor por los fallos que hayamos podido cometer al escribir el mensaje desde este dispositivo. Esta práctica, que a nivel particular es muy recomendable no acaba de convencerme en el mundo corporativo. Al fin y al cabo se trata de decirle a nuestro cliente:

No eres un cliente tan importante para mi como para revisar si he cometido errores de escritura en el correo que te remite mi empresa

Si ya se que para algunos puede ser excesivo. Pero en un mundo este de la empresa donde las apariencias, la marca de empresa, la imagen es muy importante, tanto como para tener iPhones o iPad como parte de esta imagen no podemos tirarla por tierra porque no tenemos la suficiente destreza en el manejo del teclado táctil.

Si lo llevamos al extremo y puestos a disculparnos por faltas de atención quizás deberíamos incluir como coletilla en los correos escritos desde nuestros equipos de sobremesa lo siguiente:

Correo enviado desde un Mac (o Linux) posiblemente el archivo adjunto contiene un virus que afecte a sistemas Windows, nosotros no nos hemos tomado la molestia de revisarlo. Se recomienda pasarlo por el antivirus antes de abrirlo

Seguro que un mensaje de este tipo no dejaría muy buena imagen de nuestra empresa, pero la filosofía es exactamente la misma. No eres tan importante como cliente para que me tome la molestia de asegurarme que vas a recibir correctamente el correo y los adjuntos que te envío.

Todo cambio de hardware o de software tiene una curva de aprendizaje. Pasar de un dispositivo tipo BlackBerry a uno con teclado táctil también tiene un periodo de adaptación. Tenemos que tratar de ser igual de eficientes en ambos casos, escribir los mensajes sin faltas de ortografía y tratar de dar la importancia que merecen nuestros clientes.

Además debemos valorar qué uso hacemos del correo electrónico en los teléfonos móviles corporativos. Si resulta que vamos a hacer un uso intensivo quizás sea mejor buscar dispositivos que tengan un teclado convencional, sea este qwerty o no, y en todo caso utilizar la interfaz táctil para el resto. Cada empresas debe adaptarse a sus necesidades.

En Tecnología Pyme | Adaptar nuestra web a la navegación táctil

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos