Compartir
Publicidad

En muchas empresas se confunde nube y almacenamiento online

En muchas empresas se confunde nube y almacenamiento online
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

En muchas ocasiones la empresa no tiene demasiado claro el concepto de la nube. Parece que el paradigma de la nube es Dropbox, uno de los servicios más utilizados a nivel particular y que suele ponerse como ejemplo de nube. Por eso en muchas empresas se confunde nube y almacenamiento online.

La nube no es sólo poder disponer de una serie de archivos online desde cualquier lugar que tengamos una conexión a Internet. Se trata más bien de servicios, de aplicaciones, de utilidades lo que nos permite disfrutar la nube, sin instalaciones, sin actualizaciones, sin licencias, etc.

El coste de estos servicios se mide por otros criterios distintos a la licencia instalada en un equipo. Número de usuarios concurrentes, espacio de almacenamiento asociado al servicio son dos de los criterios más comunes. Después dependiendo del servicio tendremos o no permanencias.

En la mayoría de las empresas se desconfía de la nube por dos motivos: pérdida de control de los datos y sistema de precios. En el primer caso la empresa tiene la percepción de que los datos están más seguros en el servidor que tienen en su oficina que en el centro de datos de turno donde se ubican los servidores del servicio online.

Por otro lado el miedo de depender de un servicio externo para el funcionamiento de la empresa, que pasado un tiempo pueda aumentar los precios de forma unilateral de manera que no haga rentable nuestra empresa es otro de los miedos. En este caso, es tan sencillo como cambiar de servicio, pero esto implica una migración de datos, un periodo de adaptación, etc.

En Tecnología Pyme | Aplicaciones en la nube como alternativa a las habituales en la empresa

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos