Compartir
Publicidad

¿Dónde voy con mi pyme? I

¿Dónde voy con mi pyme? I
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Ahora que el mundo parece más pequeño gracias a las nuevas tecnologías, podemos comenzar a ver: ¿dónde voy con mi pyme? Ya que gracias a herramientas como Internet podemos tener una empresa en casi cualquier país del mundo, pero: ¿Dónde voy con mi pyme? Echemos un vistazo a los destinos más interesantes.

El sitio donde nos queramos mover o trasladarnos debe ser, en calidad empresarial, mejor o igual donde estemos, con una buena solvencia económica para comenzar sin demasiados sobre saltos. Por ejemplo: el coste de la puesta en marcha de una empresa en el Viejo Continente oscila entre los cero euros de Reino Unido, Francia e Irlanda y los 25.000 y los 35.000 euros que supone constituir una sociedad limitada en Alemania y Austria, respectivamente.

Móntese, nos vamos

Ahora está muy de moda, pero en Alemania existen cuatro tipo de formas societarias: sociedad de responsabilidad limitada (GMBH), corporación por acciones-sociedad anónima (AG), partnerships (sociedad civil) y propietario único. El capital social de una GMBH es de 25.000 euros, 50.000 euros en el caso de una AG. Sin embargo en Austria la sociedad de responsabilidad limitada (GMBH) es una entidad legal y los socios no son responsables de las deudas de la empresa, a excepción de pagar sus aportes de capital. El capital social mínimo es de 35.000 euros y, al menos el 50%, desembolsado en efectivo.

En Francia, los tres modelos, sociedad anónima (SA), limitada (SARL) y para acciones simplificadas (SAS) los accionistas son responsables hasta el límite de su aportación de capital. En la SA el capital social mínimo es de 37.000 euros (la mitad tiene que ser desembolsado), debe tener al menos siete accionistas y la compañía tiene que ser auditada conforme a la ley.

En Irlanda (donde están todas las grandes compañías facturando) la sociedad de responsabilidad limitada (Ltd) es la más popular para los inversores extranjeros: sin capital social mínimo, requiere dos administradores y un secretario de la sociedad. Un director debe ser residente en el Espacio Único Europeo y las cuentas auditadas tienen que ser divulgadas anualmente. Sin embargo en Luxemburgo es algo más burocrático que el resto de los Estados de la UE, pero está considerado un paraíso fiscal: tiene un marco de incentivos a la inversión y se ofrecen becas para fomentar la inversión en industrias de manufactura y alta tecnología.

Conclusión

Precisamente yo pasé a cambiar mi residencia por motivos de trabajo. Espero que este pequeño ápice de información impulse a ver si nuestro modelo de negocio es factible en otros países y así mudarnos o comenzar una nueva andadura en otra punta del planeta. Siempre he visto bien conocer otras culturas, no sólo en vacaciones, sino: trabajando.

En Tecnología Pyme | Cómo poner en marcha una PYME con aplicaciones Web Imagen | garysan97

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos