Compartir
Publicidad

Despedida por utilizar las redes sociales en el trabajo

Despedida por utilizar las redes sociales en el trabajo
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Nos informan nuestros compañeros de Pymes y Autónomos de una reciente sentencia del TSJ de La Rioja en la que una trabajadora ha sido despedida por utilizar las redes sociales en el trabajo, en concreto la red social Facebook y el uso del Chat que realizaba. Y esto tras reiteradas advertencias de la empresa para que cesara en esa actividad que no estaba permitida.

En muchas ocasiones hemos hablado en este blog de la necesidad y beneficio que pueden tener para una empresa las redes sociales y el acceso de los trabajadores a las mismas. Pero en este caso estamos hablando de un uso particular, no profesional. No se trataba de una trabajadora que gestionaba el perfil de Facebook de la empresa, sino que se trataba de utilizar el aspecto más lúdico de las redes sociales.

Y no sólo se trataba ya de los accesos a esta red social, sino que llegaba a tener más de setenta páginas web distintas que no tenían nada que ver con su trabajo. La cuestión en este caso es que Internet puede ser la mejor herramienta para la procastrinación. Perder el tiempo delante del ordenador haciendo que trabajamos y mirando otras cosas.

En este caso la empresa obró como hemos aconsejado aquí muchas veces. Primero avisó a la empleada del abuso que estaba realizando y de cómo debería cesar en este tipo de actividades que ralentizaban la conexión al resto de equipos. Cómo no cesaba en su actividad se auditó el equipo para determinar el número de horas perdidas en asuntos ajenos al trabajo. Finalmente se procedió al despido.

Y es que Internet y las redes sociales pueden ser una herramienta estupenda para ayudarnos en nuestro trabajo. Los empleados que hacían un uso correcto de ella no tienen por qué pagar las consecuencias del abuso de uno de los trabajadores de su centro. Aprovechar para consultar nuestro correo privado o incluso nuestro Facebook durante una pequeña pausa puede ser beneficioso para volver a fijar nuestra atención y concentración en el trabajo. Estar todo el día conectada al chat de Facebook es otra cosa.

Vía | Pymes y Autónomos En Tecnología Pyme | Restringir el acceso a las redes sociales es como no tener teléfono en la empresa

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos