Compartir
Publicidad

¿Deben participar los empleados en las redes sociales de la empresa?

¿Deben participar los empleados en las redes sociales de la empresa?
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

¿Publico noticias de mi empresa o no?

Con la llegada de las redes sociales a las empresas pueden surgir algunas dudas sobre el uso que debemos darle en el ámbito privado y el profesional. Perfiles personales, pero donde hablamos de temas profesionales, aunque no seamos la voz de la empresa. Pero también perfiles personales en los que tenemos añadidos a nuestros jefes y compañeros. Por eso hoy nos preguntamos si ¿deben participar los empleados en las redes sociales de la empresa?

Dejando claro siempre que no puede ser algo obligatorio. Si somos usuarios de las redes sociales podemos empezar a plantearnos esta cuestión. Si no somos usuarios habituales de Twitter o Facebook no tendremos este problema. Y cuentas del tipo @comercial_miempresa son de uso profesional, aunque sea el comercial de la empresa el que la utilice, sin entrar en cuestiones personales.

Perfiles profesionales personales


Estamos hablando de un tipo de profesional que está muy ligado a su empresa, se identifica y se alinea con el mensaje de la misma, aunque las opiniones sean personales. En este caso tenemos dos opciones, utilizar nuestro perfil personal de forma corporativa, es decir, sobre todo vamos a dar información y comentarios de ámbito profesional, aunque podamos dejar mensajes más personales en el mismo.

Nos ayuda a ganar visibilidad a nivel de empresa, puesto que muchas personas no seguirían a nuestra empresa, si pueden hacerlo a uno de sus trabajadores. No es el primer caso que un empleado tiene más seguidores que la propia empresa. En este sentido el nombre de la cuenta muchas veces se identifica claramente con la empresa, del tipo @tunombre_empresa, aunque creo que en este caso el usuario tiene que estar muy seguro de su permanencia en la empresa a lo largo del tiempo, puesto que si cambia de empresa tendrá que cambiar de cuenta.

Ayudamos al socialmedia de mi empresa

De esta forma la difusión de los mensajes de nuestra empresa puede verse multiplicada por un número de perfiles profesionales que se hacen eco de su trabajo como parte de su vida. Pero también informaciones, productos, etc. que saca nuestra empresa en los que ellos están trabajando, a través de un perfil social donde muchas veces se están relacionando también con clientes, socios de negocio o proveedores.

Inconvenientes del uso de perfiles privados


Sin embargo no todo son ventajas ni tenemos que obligar a las personas de nuestra empresa a que se abran un perfil en Facebook, Twitter o LinkedIn para que nuestra empresa tenga más visibilidad, sino que debemos ser conscientes de los problemas que pueden causarnos. En primer lugar porque el manejo de estas cuentas es personal, y no será la opinión de la empresas sino la personal de cada usuario. Y a veces el mensaje puede no ser siempre el mismo.

En este caso se pueden producir comentarios desafortunados, donde luego la empresa tenga que salir a rectificar. Pero también comentarios en momentos inapropiados, o fotos que se publican de momentos poco lúcidos, véase las cenas de empresa en navidad. Por no hablar de cuando alguien nos coge el móvil y le da por publicar un comentario “inocente” en nuestra cuenta de Twitter.

Por último queda el caso de cuando el empleado abandona nuestra empresa. El perfil sigue siendo suyo, por lo que si ha salido de buenas maneras, no habrá problema. Sin embargo si la salida no ha sido de mutuo acuerdo puede que los comentarios que deje en las redes sociales no sean todo lo “amables” que nos gustarían.

Cuando somos una piña, el Facebook es nuestro aliado


Otra cuestión distinta es saber si en nuestro perfil personal debemos ir agregando a compañeros de trabajo o a nuestro jefe. En este caso mi opción es agregar sólo a mis amigos. Si me llevo bien con mis compañeros de trabajo, hemos compartido algo más fuera del trabajo y tenemos una amistad, los agregaré. Y esto incluye también al jefe, con los que he tenido muy buena relación en muchas empresas.

Si no se da esta circunstancia es tontería agregar a nuestros compañeros, y menos aún a nuestro jefe, con el que no vamos a comentar, y sobre todo, pueden darse situaciones incómodas, por ambas partes. Lo siento pero no quiero ver a mi jefe en bañador o haciendo una barbacoa. Esa imagen no me ayudará a centrarme la próxima vez que tengamos una reunión.

Por eso en muchas ocasiones las redes sociales se convierten en una herramienta perfecta para pulsar el ambiente de trabajo de una empresa, pero también para valorar cómo funcionan los equipos y la relación entre empleados y jefes. Si hay un ambiente de amistad y trabajo en equipo se mostrará en las redes sociales, o en caso contrario veremos silencio, en el mejor de los casos.

En Tecnología Pyme | Quién debe participar en el blog corporativo de la empresa
Imagen | daniel_iversen

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos