Compartir
Publicidad

¿Debemos renovar equipos sólo para mejorar la imagen?

¿Debemos renovar equipos sólo para mejorar la imagen?
Guardar
0 Comentarios
Publicidad


La otra tarde mientras volvía a casa me fijé en el puesto informático que tenía montado una pequeña empresa. Lo que me llamó la atención fue el monitor. Sequía siendo la pantalla de tubo que hasta hace pocos años era habitual ver en la mayoría de los puestos informáticos. Al ser una empresa relacionada con la tecnología lo cierto es que no me quedó buena imagen de la misma. Y me surgió la duda de si debemos renovar los equipos sólo para mejorar la imagen de la empresa.

Probablemente el monitor está funcionando a la perfección, con una buena calidad de imagen y técnicamente no sea necesaria la renovación del equipo. Por una parte al ser una empresa de ámbito tecnológico quizás debería utilizar equipos más modernos, por lo menos de cara al cliente, que ayuden a comunicar que están a la última en soluciones tecnológicas de distinto ámbito.

Claro que esto también tiene un peligro y es dedicar los recursos de la empresa a un monitor que cambiamos sólo por imagen, manteniendo tal vez un ordenador que tal vez necesitaría también renovación. Al final el motor de nuestro equipo es lo que necesitamos que funcione de forma correcta.

Por otro lado también el cliente se puede llevar la imagen contraria. Es una empresa que exprime sus recursos de forma eficaz hasta el final de su vida útil, de manera que podemos conseguir que aproveche parte del hardware que seguramente otras desecharían o no nos platearían aprovechar.

En ocasiones he visto el caso contrario. Una pantalla plana y un equipo que no tenía las tapas de la caja puestas para que refrigerara mejor, y a pesar de ser también una empresa de ámbito tecnológico tenía el cableado desordenado. La imagen general que dejaba el equipo era de descuido, cómo si lo hubieran colocado de forma provisional y cuatro meses después aún sigue allí.

Al final necesitamos llegar a un equilibrio entre imagen y rendimiento. El objetivo fundamental es que el equipo tenga un buen rendimiento. No debemos descuidar la imagen. Sobre todo en aspectos que no nos cuestan más que un poco de tiempo, como ubicación del equipo, ordenación del cableado, etc. Si nos podemos permitir renovar el monitor por uno plano mejor todavía. La imagen de nuestra empresa depende de un conjunto de factores y en este caso el monitor es sólo uno de ellos.

En Tecnología Pyme | Cuidar la imagen de tus equipos informáticos
Imagen |raneko

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos