Compartir
Publicidad

Cuatro ventajas de la virtualización de escritorio para pymes

Cuatro ventajas de la virtualización de escritorio para pymes
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad


Siempre que hemos hablado de virtualización por lo general lo hacemos en referencia a servidores. Es cierto que la virtualización tiene su principal expresión en estas máquinas fundamentalmente por el ahorro de costes que puede proporcionar y sobre todo por la facilidad que nos ofrece para la continuidad de negocio. Pero hoy queremos abordar otro aspecto de la virtualización que no se contempla tanto en las pymes como es el escritorio y por eso queremos ofrecer cuatro ventajas de la virtualización de escritorio para pymes.

Lo cierto es que como en todos los casos de virtualización no es una cuestión que sea para todas las empresas, pero sin embargo si puede suponer una buena solución para muchas de ellas. Las empresas más pequeñas, las micropymes y las pymes de menos de diez empleados lo más probable es que no necesiten este tipo de soluciones, pero para pymes medianas puede suponer un antes y un después sobre todo en lo que se refiere a la continuidad de negocio.

Continuidad de negocio en el puesto de trabajo


La rentabilidad de virtualizar los puestos de trabajo en la pyme

Una de las grandes ventajas en este caso la encontramos en la posibilidad de restaurar un escritorio, un puesto de trabajo en cuestión de minutos. Si algo no funciona el usuario puede disponer de un perfil nuevo con acceso a todas las funcionalidades que tenía y seguir trabajando como si nada hubiera pasado.

Además supone una mejora en la seguridad al tener el usuario mucho más limitadas las opciones a las que puede acceder que en un ordenador tradicional. En este sentido se limita al usuario al uso del equipo como herramienta de trabajo y nada más, es decir, se conecta al ERP, a las cuatro páginas de Internet que necesita, guarda toda la información en red y en el local no queda nada.

Ahorro de costes


Los ahorros de costes en este sentido vienen en primer lugar por un ahorro en el consumo eléctrico de los terminales virtuales. Por lo general presumen de tener un ahorro energético del 50% respecto a estaciones tradicionales, pero esto lógicamente depende de las características que tenga cada estación que tengamos montada en nuestra empresa.

Lo que si es cierto es que se reducen mucho los gastos de administración y gestión de toda la infraestructura IT de la empresa. Esto es sobre todo muy interesante para empresas que pueden estar deslocalizadas y disponer de varias delegaciones, donde se puede controlar todo desde la delegación central sin necesidad de desplazamientos y con la rapidez y celeridad que muchas veces no tiene la intervención remota.

Mejora de la productividad


Los usuarios al no disponer de otras opciones que no sean las de trabajo pueden distraerse poco con otras opciones del ordenador. Lo cierto es que ayuda a centrarse en las tareas pendientes, pero esto como siempre es cuestionable. El usuario propenso a la distracción lo mismo podrá hacerlo con cuestiones externas al propio puesto de trabajo, aunque lo cierto es que será más visible lo que en muchos casos resulta una ayuda.

Para tener la flexibilidad adecuada siempre se pueden habilitar equipos tradicionales que faciliten la tarea en un momento dado. No sólo se trata de trabajar con entornos seguros, sino que parte de nuestro trabajo puede depender de la movilidad o la cintura que tengamos para dar solución a los retos que nos surgen en el día a día. Por eso no todos los equipos tienen que ser virtuales.

También podemos trabajar con un pequeño parque de equipos completos o tradicionales, que nos permitan continuar como hasta ahora y si tenemos algún inconveniente con las máquinas virtuales poder trabajar de forma autónoma. En algunas organizaciones he visto este sistema dejando puestos de trabajo para los usuarios y portátiles para los responsables de delegación o de sección.

Solución a las fugas de datos


Este aspecto me parece básico, ya que en este caso el usuario tiene un acceso a la información mucho más controlado. En cada momento tenemos claro por donde podemos tener las fugas de datos con lo cual es mucho más sencillo contenerlas. Esta opción puede suponer una mejora básica para algunas organizaciones que pierden negocio por las pérdidas de información de sus empleados que se llevan información valiosa cuando cambian de empresa por ejemplo.

No hacemos que sea invulnerable nuestro sistema, pero por lo menos es más complicado que se lleven la información y la utilicen cuando se cambien de empresa por ejemplo. Siempre podrán sacar fotocopias o enviar archivos de correo a sus cuentas privadas, pero será más evidente que llevarse toda la base de datos de clientes en una memoria cuando se cambia de empresa.

Si para vuestra empresa no supone un problema estos cuatro puntos, lo cierto es que la virtualización de escritorio no será interesante para nosotros. Si hemos conseguido resolver la eficacia y continuidad de negocio y trabajamos con un entrono seguro hemos andado gran parte del camino que nos puede solucionar la virtualización. Igualmente podemos implementarlo pero lo cierto es que la inversión a realizar a corto medio plazo quizás no merezca la pena.

En Tecnología Pyme | ¿Merece la pena la virtualización de escritorio en la pyme?
Vídeo | YouTube
Imagen | ihne21

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos