Compartir
Publicidad

Cuándo elegir un tablet y cuando un portátil para los usuarios de las empresas

Cuándo elegir un tablet y cuando un portátil para los usuarios de las empresas
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

¿Somos más productivos con una tablet o un portátil?

Con la moda de los tablets son muchos los trabajadores que pueden demandar el cambio a este tipo de dispositivos que en muchos casos vienen a sustituir a los portátiles como herramientas de trabajo. Pero antes de afrontar este cambio o de plantearlo debemos considerar una serie de cuestiones para no equivocarnos y saber cuándo elegir un tablet y cuando un portátil para los usuarios de las empresas.

Porque es muy fácil dejarse llevar por la novedad, por el uso táctil y la fluidez que incorporan este tipo de dispositivos. En mi opinión el tablet es perfecto para las tareas de supervisión y se queda muy corto en las tareas de creación. O dicho de otro modo, si nuestro trabajo consiste en supervisar el de los demás, leer informes, consultar herramientas de informes, labores que no van más allá de marcar un par de casillas o mandar unos cuantos correos electrónicos, pocos, podremos mejorar usando un tablet. Pero si tenemos que crear informes, grabar datos o simplemente crear una imagen nuestro trabajo lo realizaremos mejor con un portátil.

Siempre podemos tirar de accesorios


El tablet en muchos casos se convierte en parte de la imagen de la empresa. Utilizamos tablets porque es lo moderno, porque pesan y ocupan menos, por que son más fáciles de trasportar, porque son más manejables. Y siempre podemos tirar de accesorios si necesitamos algo más, es decir, utilizar teclados que nos faciliten la creación de contenidos que necesitamos en momentos concretos.

Teclado tablet

De esta manera el tablet se utilizaría en el taxi, en el aeropuerto, etc. mientras que si necesitamos utilizarlo en la empresa que visitamos o el hotel donde nos alojamos podemos tirar de los accesorios para que nuestro trabajo sea más efectivo. Claro que con ello se pierden dos de sus características, como es el tener menos peso y ser más manejables. Al final convertimos el tablet en un portátil. Por decirlo de otro modo el tablet sería un dispositivo de sofá y el portátil de mesa de trabajo.

Y esto no solucionará la falta de potencia que en muchos casos no nos dan las tablets y si tenemos en los portátiles, incluso aquellos que son de gama media que tienen un procesador más potente y más cantidad de memoria, además de gráficas de mayor potencia por lo general.

Y teniendo en cuenta las aplicaciones que necesitamos


¿Tenemos disponibles las aplicaciones que utilizamos en el tablet o tenemos que buscar soluciones imaginativas? Si al final lo que hacemos es conectarnos de forma remota a nuestro ERP en la oficina, que está pensado para trabajar con teclado y ratón de poco nos servirá el tablet.

Son equipos pensados para la movilidad y no aprovecharemos todas sus características si no tenemos una serie de aplicaciones enfocadas a trabajar en movilidad, es decir, vía web y sobre todo que sean táctiles. Si están pensadas para trabajar de forma tradicional la experiencia pierde parte de su atractivo.

Un ultrabook puede ser la solución


Asus Trasnformer Book

El problema es que vemos los portátiles de gama media como los dispositivos que compiten con los tablets. Por 500 euros podemos tener un tablet de gama alta y un portátil de gama media. Y aquí no hay color. Claro que siempre podemos mirar a los ultrabooks como solución. Pero su precio puede doblar al de los portátiles.

Tenemos la ventaja de que son equipos potentes, con todo lo que necesitamos para trabajar y que participan de algunas de las características que pueden tener los tablets como la rapidez en el inicio y a la vuelta de hibernación y suspensión en pocos segundos. Pero también son mucho más ligeros, alrededor del 1,5 kg. y muy manejables.

Compitiendo con estos, si se cumplen las expectativas de los tablets con Windows 8, tenemos estos equipos que difuminan la barrera entre el tablet y el portátil. Asus ya ha presentado también algún equipo de estas características y pueden ser el futuro para muchas empresas, pero por el momento toca esperar.

De todas formas hoy por hoy creo que es más una moda que una realidad por cuota de mercado. De momento su uso sigue siendo minoritario en las empresas, sobre todo en las de mayor tamaño, teniendo las micropymes y autónomos ventajas en la adopción por su flexibilidad de este tipo de dispositivos. Quizás 2013 sea el año donde veamos un cambio en estas tendencias.

En Tecnología Pyme | Muchas empresas esperan la llegada de tabletas táctiles con Windows 8
Imagen | John.Karakatsanis

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos