Compartir
Publicidad

Conocer nuestros equipos para conseguir optimizarlos

Conocer nuestros equipos para conseguir optimizarlos
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad


Por lo general la empresa tiende a exprimir los equipos informáticos hasta el momento en el que ya no sale rentable su reparación. Por eso los equipos llega un momento en el que están muy justos de recursos para realizar las tareas del día a día. Por eso es fundamental conocer nuestros equipos para conseguir optimizarlos al máximo y ser más productivos con ellos.

Porque por lo general este tipo de equipos trabajan en un 80% del tiempo con el programa de gestión de la empresa, por ejemplo, que no necesita muchos recursos de hardware y por lo tanto la empresa no se ve en la necesidad de renovar el hardware. Pero el resto de programas que se tienen que ejecutar en momentos puntuales funcionan de manera bastante deficiente.

Es aquí donde podemos intentar ajustar los programas que utiliza mi empresa para tratar de que no se demoren en el paso del ERP a otras aplicaciones. Un ejemplo puede ser el lector de PDF. Utilizar este programa que es magnífico en una máquina con pocos recursos significa tener que estar esperando más de lo que sería recomendable para que se nos abra el archivo que hemos solicitado. Existen mulltitud de programas lectores de PDF mucho más ligeros que podemos utilizar y agilizar esta tarea de forma significativa.

El peaje de usar programas de ámbito doméstico


Porque muchas veces, sobre todo en las empresas más pequeñas se eligen los programas que se conocen, sin tener en cuenta si funcionarán más o menos bien. Es el peaje que podemos pagar por usar programas que ya conocemos y de esta manera ya estamos habituados a su uso, sin necesidad de aprender cómo funcionan. A medida que la curva de aprendizaje es mayor, más difícil es buscar otras alternativas.

Programas domestícos usados en empresas

Ganamos tiempo para ejecutar tareas ya que conocemos el funcionamiento de los programas puesto que ya los usamos en casa, pero a veces mover dichos programas en el equipo de la oficina puede ser muy lento. He visto equipos muy limitados utilizando algún programa de retoque fotográfico o vídeo para tareas que perfectamente se podía haber llevado a cabo con aplicaciones online. Y en muchos casos con versiones de prueba que al cabo de un mes tenían que desinstalar.

Pero lo mismo podríamos decir de los programas ofimáticos, de retoque de imágenes o más allá de todo esto el navegador web, como punto de acceso a todas las aplicaciones web que podemos utilizar para tareas puntuales que no necesiten de la instalación de un programa en nuestros equipos. Porque en muchos casos los equipos domésticos llegan a ser bastantes más potentes de los que tenemos en las empresas.

No se trata de perder funcionalidad, sino más bien de adoptar programas que consuman menos recursos para ejecutar determinadas tareas. Todos los programas tienen unos requisitos mínimos de instalación, pero hay que tener en cuenta que son mínimos, para que nos funcione bien debemos tener más de lo que nos exigen para un funcionamiento fluido de los mismos.

Al final el resultado de todo ello es una mejora de la productividad reduciendo los tiempos de espera en la apertura de programas, pero también si hemos optimizado los programas que no deben iniciarse con el sistema, o los hemos programado para que se inicien más tarde un menor tiempo de espera en el arranque de los equipos.

En Tecnología Pyme | Administrar tus programas informáticos, ¿dos mejor que uno?
Imagen | Garrette

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos