Compartir
Publicidad

¿Cómo funcionará la banda ancha móvil en mi lugar de vacaciones?

¿Cómo funcionará la banda ancha móvil en mi lugar de vacaciones?
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hoy es el día que muchos comienzan sus vacaciones y hoy en día son muchos los que viajan con la conexión USB en el bolsillo gracias a las conexiones USB módem que son las más comunes y accesibles. Lo tenemos todo preparado, portátil en la maleta y todo lo necesario para seguir conectados a nuestra empresa, pero llega el momento en el que llegamos a nuestro destino y arrancamos preguntándonos, ¿cómo funcionará la banda ancha móvil en mi lugar de vacaciones?

Porque si nos llevamos la conexión inalámbrica es porque no tenemos más remedio. A todos nos gusta y necesitamos desconectar, pero para muchos es imposible hacerlo del todo, por eso un par de conexiones al día pueden solucionar muchos problemas. Si hemos sido precavidos seguro que hemos comprobado cómo funciona la conexión en nuestra ciudad de origen. Pero esto no nos servirá de nada en nuestro lugar de vacaciones.

Porque cómo muy bien señalan muchos de nuestros lectores, las conexiones de datos fuera de las grandes ciudades dejan mucho que desear, y si estamos de vacaciones en lugares de costa, donde la población se puede quintuplicar en esta época del año, o en lugares rurales, donde la señal que nos llega no es tan buena puede darse el caso que el módem USB que llevamos en el bolsillo nos sirva de poco.

También depende del nivel de necesidad de conexión que tengamos. Si lo que necesitamos en conectarnos al correo electrónico, enviar o modificar algún documento, esto podremos hacerlo con la conexión de datos de nuestro teléfono móvil, en caso de disponer de ella, o con el módem USB. No necesitamos una conexión continua, y uno de los problemas que más se sufren en estos casos, las desconexiones afectan menos a los usuarios.

Si por el contrario necesitamos conectarnos vía Terminal Server, por ejemplo, a nuestra empresa, los cortes en la conexión pueden hacer que la experiencia de nuestro trabajo sea penosa. No es el primer caso que oigo de gente que vuelve de vacaciones más estresada de lo que se fue por culpa de las malas conexiones, evitando de esta manera la desconexión mental que muchos necesitamos.

¿Y qué podemos hacer? Pues poca cosa. Podemos intentar conectarnos a horas donde las redes de datos inalámbricas estén menos saturadas o buscar conexiones cableadas donde poder realizar la conexión a nuestra oficina. En todo caso lo mejor es no desesperarse y si es posible tener preparado un plan B por si acaso no funciona la conexión tal y como esperamos en nuestro lugar de vacaciones.

En Tecnología Pyme | El community manager no puede irse de vacaciones Imagen | Flickr

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos