Compartir
Publicidad

Cómo elegir una fuente de alimentación para un equipo siempre conectado

Cómo elegir una fuente de alimentación para un equipo siempre conectado
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad


Muchas empresas acaban por adoptar soluciones diferentes a la hora de encontrar soluciones y no tener que adquirir dispositivos de hardware dedicado. En muchos casos se reutiliza el hardware de equipos que han dejado de usarse para hacer una labor de servidores, cortafuegos o simplemente correr un programa concreto que requiere tener el equipo funcionando 24 horas. Uno de los puntos débiles en muchos casos es la alimentación por eso hoy vamos a ver cómo elegir una fuente de alimentación para un equipo siempre conectado.

No es la primera empresa en la que veo estos equipos siempre conectados y casi todas se quejan de lo mismo. La fuente de alimentación se estropea con asiduidad. Por lo general cuando los equipos tienen que realizar algún parón, ya sea controlado o no, tras el cual al volver a intentar arrancar falla.

En ocasiones el problema se provoca al realizar una limpieza con elementos como aire comprimido. El procedimiento correcto para realizarlo, y más en un equipo de estas características, sería parar el equipo, esperar unos 10 ó 15 minutos para que se descarguen totalmente de electricidad los componentes de la fuente y realizar la limpieza. Si no corremos el peligro de que con el aire comprimido que sale frío algún componente se llegue a estropear.

Si tenemos que sustituir este tipo de fuentes por un fallo lo mejor es acudir a una fuente de calidad. En primer lugar, buscar alguna que sea más potente que la que tenía conectada. Que sea suficiente para dar servicio a todos los componentes del ordenador así como a sus periféricos conectados sin problema. La potencia de la fuente debe sobrepasar la suma de cada una de las potencias necesarias de cada uno de los componentes.

Una cuestión que debemos considerar es el amperaje de la fuente, que combinado con la potencia de la fuente nos dará una referencia bastante buena de la capacidad de la fuente para alimentar de forma correcta nuestro equipo. De todas formas también tenemos disponibles fuentes de alimentación pensadas para este tipo de equipos que están siempre conectadas, sólo que son sensiblemente más caras que las normales.

Por eso en muchos casos, si los equipos se han montado como una solución económica para tener un cortafuegos, por ejemplo, no se suele invertir en este tipo de componentes de calidad, buscando fuentes más económicas o reutilizadas de otros equipos antiguos para sustituir la fuente dañada. De todas formas si tenemos algún equipo crítico en nuestra empresa es aconsejable apostar por estos componentes de calidad para asegurar la continuidad del negocio.

En Tecnología Pyme | Los picos de tensión nos pueden jugar una mala pasada en verano
Imagen | Mat_the_W

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos