Compartir
Publicidad

Cómo crear un mensaje de correo promocional

Cómo crear un mensaje de correo promocional
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad


Cuando hemos decidido crear un mensaje de correo con el que pretendemos promocionar determinados productos o servicios de nuestra empresa no basta con coger una imagen, un texto y enviarlo. No podemos esperar que los clientes se sientan atraídos de forma irresistible por nuestra oferta y por ello es imprescindible saber cómo crear un mensaje de correo promocional.

Vamos a intentar resumir brevemente algunos aspectos imprescindibles que debe cumplir un correo comercial que remitimos a nuestros clientes, que les inciten a llegar a nuestra oferta, que haga que les pique la curiosidad y vayan al final dónde a nosotros nos interesa para que puedan evaluar la promoción que tenemos. Vamos a ver que aspectos no pueden faltar en un correo comercial.

  • Empezando porque el correo se vea correctamente desde cualquier navegador o correo electrónico. Una maquetación incorrecta puede sin duda arruinar el propósito de este envío. Debemos evitar que el correo sea sólo una imagen, y una cuidada estructura nos puede servir para llegar a nuestros destinatarios.
  • No podemos olvidarnos del asunto es casi tan importante como el contenido del propio texto. Esta cuestión es fundamental y marcará la diferencia entre que abran el correo o directamente se vaya a la carpeta de eliminados o lo que es peor, de Spam.
  • Igualmente debemos cuidar el contenido, ofreciendo algo más que publicidad. La información para nuestros clientes que podamos incluir en el correo es fundamental, que no quede la sensación de que sólo se vende y se ha perdido el tiempo leyendo este correo.
  • Cumplir con la LOPD asegurándonos que sólo les hemos enviado el correo a aquellos clientes que nos han dado su consentimiento para este tipo de comunicados y a la vez incluyendo un enlace en el correo que les permita darse de baja de la lista de correo promocional si así lo desean.
  • Cuidando los enlaces del correo que sean contextuales, huyendo del típico “si quieres más información pincha aquí” y haciendo que el usuarios se sienta tentado a entrar en el enlace. Además el enlace debe llevar siempre a la página del producto que estamos promocionando no a nuestra página de inicio.
  • Tener contenido detrás del propio correo. Y con esto quiero decir que no nos sirve con la posibilidad de enviar sólo un correo promocional para que nos llamen por teléfono. Esto supone una ruptura del canal de comunicación con una evidente pérdida de clientes en el tránsito del ordenador al teléfono. Mejor tener una página web en la que ofrecemos toda la información de nuestros productos, a la cual enlazamos como hemos indicado en el apartado anterior.

Si tenemos en cuenta que los correos electrónicos promocionales son todavía una de las principales armas del marketing sin duda nos merece la pena dedicarle un poco más de tiempo a la creación del propio correo, cómo a mimar los contenidos de nuestros productos en nuestra web. Crear un buen correo promocional es todo un reto, pero una vez que hemos mejorado el sistema tendremos una poderosa herramienta para crear campañas publicitarias en nuestro negocio.

Vía | The eMailing Experience
En Tecnología Pyme | El correo electrónico sigue siendo la mejor opción para el marketing
Imagen | grietgriet

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad