Compartir
Publicidad

Canalización del cableado en las empresas

Canalización del cableado en las empresas
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Cuando una empresa se traslada o se instala en una nueva sede una de las primeras cuestiones que debe tener en cuenta es la infraestructura con la que cuenta. Una de las cuestiones básicas que determinará la imagen de nuestra empresa es la canalización del cableado en la empresa. Se trata de buscar la fórmula para que el cableado quede lo más oculto posible.

El tema eléctrico, aun siendo por lo general insuficiente para una empresa que disponga de varios equipos informáticos suele ser más asequible su solución y sobre todo la escalabilidad. Una regleta nos puede solucionar un aumento del número de conexiones que necesitamos pero en el caso de la red, no es tan sencillo. Por eso es necesario planificar bien las canalizaciones para que podamos realizar una nueva tirada de cable para aumentar nuestra infraestructura.

Si nuestra empresa dispone de suelo técnico, no tendremos mayor problema. Podemos levantar las baldosas de suelo y conducir o crear nuevas conexiones, tanto de red como eléctricas. Es una de las opciones más limpias, ya que nos permiten esconder todo el cableado debajo del suelo, y flexibles puesto que podemos disponer la oficina sin ataduras de dónde están las conexiones, pero no todas las oficinas disponen de este tipo de suelo.

Otra opción es conducir el cableado por falsos techos. En este caso necesitamos la opción de techos con placas desmontables para que podamos ampliar la instalación. Lo recomendable es conducir el cableado por bandejas de rejilla, que nos permitirán en caso necesario traer más cables. La parte negativa es que la bajada desde el techo se tendrá que hacer por algún lado, y queda ya fijado, ya sea con una canaleta o con una falsa columna que conduce cableado eléctrico y de red.

Por último una de las opciones más extendidas es la canaleta de pared, que rodeando las paredes permite conducir el cableado dentro de las mismas. En este caso, el problema está en las oficinas más amplias, donde las mesas no están pegadas a la pared. Es una opción menos flexible y estéticamente quizás la peor, pero a veces si no se disponde de otros elementos es la única posibilidad.

En estos casos conviene tener en cuenta las necesidades de ampliación futuras, de manera que podamos dotar a nuestra empresa en un futuro de más puntos de red, ya sea por necesidad de nuevos usuarios, o elementos de red como impresoras, fax, etc. Es mejor utilizar una canaleta con una capacidad algo mayor de nuestras necesidades actuales que tener que colocar una segunda para la ampliación, o lo que es peor, cables sueltos grapeados por la pared.

En Tecnología Pyme | Planificación en la instalación del cableado de red Imagen | Flickr

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos