Compartir
Publicidad

Ahorrar costes en la empresa, algo sencillo

Ahorrar costes en la empresa, algo sencillo
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

He podido ver en algunas empresa como a pesar de tener una buena liquidez no contaba con soltura económica. A veces, cuando más ganamos, más gastamos y actualmente (y nunca) es una buena práctica. Ahorrar costes en la empresa es algo sencillo, y no hace falta recurrir al despidos innecesarios, sino a la lógica del día a día.

Después de algún tiempo vemos como necesarios algunos gastos cuando casi siempre son reducibles. El gasto de papel, la ADSL, los cartuchos de tinta, algunos viajes o las comunicaciones suelen ser aptos para rebajar el gasto de la empresa. Desde Tecnología Pyme os comentamos algunas ideas.

Algunas conclusiones

Conseguir mejores precios de nuestros proveedores habituales. Debemos evaluar trimestralmente las facturas de tus proveedores, y mejorar los acuerdos que tenemos con ellos. De esta forma ganaremos dos cosas. La primera es ahorro y la segunda es afianzar una relación con éste.

Olvidemos el teléfono, comuniquémonos por email y Skype. Hay ciertas comunicaciones que debemos hacer por correo ordinario. Pero muchos anuncios, informes, boletines y memorias se pueden mandar por correo electrónico. Así ahorraremos dinero en papel, tinta, sobres y sellos, y tiempo, ya que llamar desde nuestro puesto de trabajo usando Skype es mas rápido de lo que pensamos.

Compartir la oficina o parte de ella. El alquiler de una oficina es a menudo caro y sobre todo en zonas exclusivas. La solución puede ser compartir una oficina. No sólo el espacio en sí sale más barato, sino que también podéis compartir los gastos de la fotocopiadora, las zonas comunes, Internet, etc.

Crea alianzas con otros compradores; quizá suene complejo o incómodo, pero no lo es. Siempre hay un mínimo de compra ante proveedores pero, si nos asociamos con otras pymes en la compra de lotes más grandes, puedes solicitar descuentos por volumen, o conseguir acuerdos más flexibles en cuanto a pagos.

Conclusión

Cuando una empresa tiene dinero puede comprar, sino, debe alquilar. No debemos acostumbrarnos a pagar por hábito sino por necesidad. Cuando la empresa tiene menos liquidez también se puede apostar por externalizar servicios o hacer las cosas nosotros mismos. ¿Qué técnicas de ahorro tienen nuestros lectores?

En Tecnología Pyme | El ahorro de la virtualización defrauda a las empresas
Imagen | Isacar Marín

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos