Sigue a Pymesyautonomos

subvenciones autonomicas


Muchos autónomos y microempresas nos dirigen con cierta frecuencia consultas sobre las subvenciones existentes para autónomos y pymes dentro del tejido económico. En el segmento de pequeñas empresas, debemos diferenciar cuatro grandes tipos de subvenciones para los autónomos que son:

  • Fomento del autoempleo, que son las subvenciones en la cuota de autónomos para todas las nuevas altas en este régimen de la Seguridad Social para hombres menores de 30 años y mujeres menores de 35 años que reducen durante 30 meses la cuota de autónomos en un 30%. Esta subvención la otorga directamente la Seguridad Social y sólo es aplicable en la primera alta en el RETA que se lleve a cabo.

  • Fomento de la contratación de empleados. En este segmento tenemos dos tipos de ayudas, la primera de ellas, orientada a la contratación de personas en riesgo de exclusión social o perteneciente a colectivos desprotegidos, con bonificaciones en las cuotas a la Seguridad Social para cada uno de los contratos que se lleven a cabo o bien, el último paquete de ayudas para fomento del empleo, que bonifica la contratación a tiempo parcial de desempleados con más de 12 meses de permanencia en las listas del INEM.
  • Ayudas autonómicas, dirigidas al establecimiento de negocios y diversos planes de empleo regionales. En este sector, es donde encontramos las subvenciones propiamente dichas, que se fijan por los propios proyectos en marcha y que dependen de las propias autonomías, además de las bonificaciones descritas.

Para encontrar estas subvenciones, la web de Redtrabaja dispone de un catálogo completo de las subvenciones vigentes en cada momento agrupadas por comunidad autónoma. Basta con echar un vistazo para comprobar que para microempresas y autónomos se pueden encontrar subvenciones desde 3.000 euros a 10.000 euros en función de los sectores de negocio, los promotores de las empresas y las inversiones que se dispongan a realizar.

Por último, un consejo. No se debe montar nunca una empresa pensando en las subvenciones que se reciben y menos aún, no se deben considerar como integrantes del propio plan de negocio. Las subvenciones, si llegan y se cumplen los requisitos, bienvenidas sean, pero es más probable que no lleguen nunca, que se agoten las lineas de financiación o que no se cumplan los requisitos, antes que se produzca una concesión rápida y efectiva de la subvención.

Más Información | Red Trabaja – Apartado de Subvenciones y ayudas
En Pymes y Autónomos | Ayudas y subvenciones

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

7 comentarios