Sigue a Pymesyautonomos

Control Factura Telefónica

En la actualidad, uno de los temas del debate económico que más interés suscita, es el estímulo de la innovación en las empresas como medida imprescindible para mejorar su competitividad y poder así superar cuanto antes la crisis. Hace años, Steve Jobs, máximo responsable y fundador de la compañía Apple comentó que la innovación no era una cuestión de dinero sino de personas.

Los empresarios de tamaño más modesto no compartirán esta opinión, pero si hay algo que es cierto, es que en la historia económica de España nunca ha habido semejante dotación de fondos públicos a actividades I+D+i. El presupuesto español a esta materia 50.000 millones de euros (Ingenio2010, PPT) es similar al destinado por la Comisión Europea, dentro del desarrollo del 7º Programa Marco y el doble del asignado al Plan E.

Es indudable, que las empresas con proyectos de I+D cuyo destino sea conformar innovaciones relevantes para la organización, el sector o el mercado, disponen de un considerable soporte financiero desde la administración. Sin embargo, estas ayudas aún estando disponibles son poco accesibles para las empresas por distintas razones: la multitud de agentes que las producen (regional, nacional, internacional), la variedad de modalidades (subvenciones, préstamos, deducciones fiscales), actividades (proyectos individuales o conjuntos, personal, gestión,...) o condición de acceso.

Conscientes de esta circuntancia, las administraciones públicas están proponiendo interesantes iniciativas para facilitar el proceso de búsqueda de subvenciones y ayudas. El Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, a través de la Dirección General de Política de la PYME, ofrece dos tipos de información:

  • La base de datos de ayudas donde informa acerca de los distintos programas de ayudas a las pymes de las distintas administraciones (local, autonómico y estatal), además de las que ofrece la UE.
  • Los programas de ayudas a la innovación en las pymes de la DGPYME, entre los que destacan dos programas, Innoempresa, que cuenta con un presupuesto de 735 millones de euros, a distribuir entre 2007 y 2013, y cuyo fin es apoyar a la innovación de procesos, de producto, de innovación organizativa y de gestión empresarial. Lineas de financiación de ENISA, mediante préstamos participativos, proporciona recursos a largo plazo sin interferir en la gestión de la empresa. Presenta tres líneas de actuación para Empresas de Base Tecnológica (para proyectos cuyo resultado sea un avance tecnológico en la obtención de nuevos productos, procesos o servicios, o la mejora sustancial de los ya existentes). Línea PYME (para proyectos de modernización de su estructura productiva y de gestión, incluyendo la innovación no tecnológica). Línea de apoyo a empresas de economía social (para cooperativas y sociedades laborales, consideradas pymes conforme a la definición de la UE, que incorporen trabajadores desempleados que se acojan a la modalidad de pago único de la prestación por desempleo destinada a participar en aquéllas como socios trabajadores o socios de trabajo).

Por su parte, el Ministerio de Ciencia e Innovación, a través del CDTI, presenta un Mapa de Ayudas a la I+D+i, donde el usuario puede consultar todas las ayudas públicas disponibles en cualquiera de los ámbitos administrativos (local, provincial, autonómico, estatal, comunitario o internacional) y más adecuado para el desarrollo de sus proyectos de innovación. Es una lástima que para consultarlo el usuario tenga que registrarse porque si te decides por hacerlo, ya puedes tener suerte para que el sistema te genere un usuario.

A pesar de estas propuestas, que facilitan la búsqueda y los trámites de la gestión de ayudas, otros organismos, como las cámaras de comercio y las asociaciones empresariales, deberían implicarse más en la difusión y gestión de las ayudas a las pymes y autónomos, recopilando, difundiendo y tramitando las ayudas destinadas a estos colectivos. Esta medida simplificaría bastante un proceso bastante enrevesado y tedioso, permitiendo que en el camino de la empresa hacia la innovación, la financiación fuese una de las dificultades pero no el problema, como sugirió Steve Jobs.

En Pymes y Autónomos | Innovación
Imagen | Ivan Walsh y Apple

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

1 comentario