Un currículo, una ilusión

Sigue a Pymesyautonomos

CURRICULO

¿Otra vez hablamos del currículum vítae? Imagino que todos tenemos el nuestro. E incluso existen seres humanos que nunca han entregado nada parecido, afortunados ellos. Pero hablemos de la realidad. Un currículo lleva en sus líneas, en esa foto que has escogido donde se te ve tan bien, tan joven y con cara de ser el mejor trabajador del año; lleva digo, una aliciente que el receptor puede o no captar: ilusión.

Soy la primera a la que le molesta que personas con buenos empleos, y buenos sueldos te animen, y sobre todo te aconsejen qué poner en el documento de marras ¡pero si nunca has entregado uno! “pero me sé la teoría”, te responden. Ni caso. Tenemos un desempleo que llega hasta las nubes, el infinito y más allá. Y ahí estás tú: con tus dos hojas, todo lo que has hecho, hasta un curso con fecha de la década de los noventa del que ni recuerdas el motivo de tu asistencia, es más, ¿por qué te darían un diploma? Ese currículo no es vintage, simplemente está caducado y será ignorado entre otros muchos,ojo, que tampoco es cuestión de deprimir.

He leído un artículo en el diario Expansión, el título rezaba: ¿Tengo que ser sincero en mi currículo?. Lo curioso es que tenía más de doscientos retuits y 179 recomendaciones. ¿Pero todavía necesitamos que nos recuerden que mentir es la peor elección? A ver, el caso que exponen es el del ministro de Defensa alemán por el escándalo de plagio de su tesis doctoral hace unos años. Sinceramente no me parece un ejemplo acertado.

En Alemania la gente hace cosas muy “raras” ¡como dimitir! en nuestro caso, nuestros políticos, no terminan la carrera, mienten sobre su preparación académica y no pasa nada.

Entiendo que el español medio intente imitar a estos ejemplos de picaresca conducta, pero no seré yo quien provoque o incite a ir por el mal camino. Algo que a mí siempre me ha funcionado es la creatividad. Sé que en algunos puestos de trabajo es complicado presentar un documento que te presente y demuestre tu formación de una manera informal o incluso divertida, pero de una forma u otra has de tratar de llamar la atención. No me vale una obra de arte, llena de efectos, vídeos, abuelas y madres que hablan por sus hijos (se da mucho en el sector de la publicidad) si después tienes poco que ofrecer.

Tú eres un regalo. La empresa te necesita. Siempre lo he visto así, aunque actualmente todos llevamos la palabra DESESPERACIÓN grabada en la frente y eso, por un buen currículo que entregues te va a restar puntos. Es como sacarse el carnet de conducir, en el examen hay que hacerlo bien, y además trasladar confianza. Puedes encontrar diversas plantillas e ideas para configurar el tuyo. Te dejo una dirección, Best Free Web Resources. Me gustan porque además de ofrecer ideas para diseñadores o publicistas también puedes escoger unos más sencillos pero con un toque distinto al tradicional.

Pero si lo que no hay es trabajo

Estoy de acuerdo. Creo que unos cuantos millones de españoles también opinan lo mismo, pero no podemos ni debemos quedarnos de brazos cruzados. O bien nos lanzamos a la aventura de emprender, nunca a ciegas y sin nadie que te asesore, o bien buscamos una empresa donde por una bendita casualidad busquen personal.

Apuesto por el currículo camaleón. Nada de mentir, pero si hace varios años trabajaste como comercial o dependiente, no lo ocultes, es algo que no se olvida y quizás sí haya trabajo en ese sector, de acuerdo que no es “lo tuyo”, pero no estamos para escoger. Vendí bocadillos mientras estudiaba la carrera, eran muy pocas horas, ¡ pero lo pasaba bien! hice que el trabajo que desde fuera podía parecer poco atractivo, un reto personal y saqué el lado bueno de ese empleo.

Por eso, en ese papel, cd o vídeo que envíes a la empresa de turno, mi consejo es que incidas en tus habilidades emocionales y sociales. Si recalcas que eres abogado y como tal buscas trabajo en ese área, lo tendrás complicado ¿sabes las cifras de abogados que se licencian cada año?, pero si demuestras que además de ser un excelente letrado, puedes adaptarte a otro puesto porque te gusta vivir otras experiencias y crecer como persona: ponlo también. ¿Estarías mintiendo? tal vez tu sueño era tener tu propio despacho, pero el triunfador a día de hoy es quien mejor se adapta a las circunstancias y jamás se rinde.

Dentro de un par de años quizás lo que ahora crees que es una pérdida de tiempo, le guste a la persona que te vaya a contratar, por una razón simple: en todos los lugares donde estamos aprendemos, aunque siempre dependa de nuestra voluntad.

En Pymes y Autónomos|Mentir en el curriculum: delito de estafa en el Reino Unido,No retoques la foto del currículum con Photoshop

Imagen|badjoni

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

1 comentario