¿Se imaginan que pudiéramos elegir el mejor marco legal y fiscal para nuestra empresa?

Sigue a

las vegas

Si deseamos crear o establecer una sucursal de una empresa determinada en otro mercado, una tarea de la que irremediablemente no nos podemos olvidar es la de informarnos sobre el marco regulatorio y fiscal en el que se han de basar las operaciones del tráfico mercantil.

No obstante, existen determinadas empresas, que bien por su tamaño, por su poder de mercado o su influencia, cuentan con cierto margen para lograr algunas modificaciones que les permitan alcanzar el mejor clima posible para el desarrollo de sus actividades. Buena muestra de ello es el empresario norteamericano, Sheldon Adelson, que proyecta un gran complejo de ocio y juego en la Comunidad de Madrid, y que ha manifestado a las autoridades españolas sus pretensiones sobre algunas normas y especialidades.

Hasta el punto de que este aventurado empresario ha llegado a afirmar que:

“El Gobierno nos dirá en enero qué leyes va a cambiar a nuestro favor.”

Aún no conocemos cuáles son sus pretensiones concretas, ni mucho menos si lo logrará. Pero en el caso de que así fuera, generaría una situación muy desfavorable a otras empresas, sobre todo las más pequeñas, que se situarían en una posición mucho más desfavorable para competir o desarrollar sus negocios.

Cuando se analizan cuestiones de este tipo que tanto impacto tienen sobre la sociedad, se debe de pensar en el interés general, y razonar si es mejor crear ciertos privilegios para los más grandes, en lugar de lograr un marco regulatorio más favorable para el 85% de nuestro tejido empresarial, que precisamente está copado por empresas de reducido tamaño, sin nombres famosos y que no se publicitan en los medios de comunicación.

En Pymes y Autónomos | Vender un producto bueno y el ‘arte’ de ponerse la medalla
Imagen | kenlund


Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario