Compartir
Publicidad

Paradores, uno de los mejores ejemplos de que lo tangible no siempre es lo que más importa

Paradores, uno de los mejores ejemplos de que lo tangible no siempre es lo que más importa
Guardar
3 Comentarios
Publicidad

Desde que en el año 1926 en el que se ordenase la construcción del primer Parador nacional de turismo en la sierra de Gredos por parte del Marqués de la Vega Inclán, y sobre todo, con su lanzamiento comercial en la década de los noventa con la creación de Paradores de Turismo de España, S.A., se han conseguido rentabilizar algunos monumentos históricos de nuestro país (93 en la actualidad), al tiempo que se les protege y se les mantiene con un proyecto fascinante y que hoy en día es una de las insignias del turismo nacional.

Como no podría ser de otra manera, con la crisis económica y los planes de austeridad del gobierno de Mariano Rajoy, se está poniendo en cuestión la sostenibilidad del sector público tal y como lo conocemos hoy, análisis, en el que por supuesto las empresas públicas juegan un papel principal, entre las que se encuentran los Paradores nacionales de turismo. Una empresa sobre la que se ha pronunciado el nuevo titular de la cartera de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, que preocupado por su situación financiera, aprecia riesgos sobre su rentabilidad y sostenibilidad a largo plazo.

A este respecto, quiero decir que aunque me parece legítimo este ejercicio de control del gasto público, sobre el que se apunta a fórmulas de participación público-privada para su gestión a futuro, no podemos medir la rentabilidad de los Paradores con los resultados a corto plazo, ni tan siquiera con su posición de tesorería. Puesto que en su producto empresarial existen algunos beneficios poco tangibles, pero no por ello menos importantes, como por ejemplo la conservación del patrimonio, la seña de identidad que representan para las ciudades y municipios en los que se afincan, y el impulso que proporciona al conjunto del sector turístico.

Por tanto, cuando analizamos la rentabilidad de un negocio no podemos quedarnos únicamente en aquello que es tangible y en los aspectos financieros, puesto que en cualquier proyecto o línea de negocio tiene colaterales y externalidades positivas en otras líneas de negocio, proyectos o sectores. Máxime cuando se trata de evaluar una empresa pública con beneficios trasversales muy sustanciosos para el sector de actividad más importante de la economía española desde el punto de vista cualitativo, el turismo.

En Pymes y Autónomos | Organiza tus reuniones de empresa a coste cero en Paradores de turismo Imagen | pedro_iniescribano

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos