Las pequeñas explotaciones agropecuarias están condenadas a convertirse en una actividad complementaria

Síguenos

ganadería

El sector agrícola lleva muchos años revuelto, afrontando más un cambio de modelo que una crisis, una modificación de fuerzas en la producción derivando en que el margen empresarial se concentra en la comercialización/distribución y no en la recolección.

Estos cambios en el sector han motivado que los pequeños empresarios agropecuarios necesiten trabajar en otras actividades para complementar sus ingresos, ya que las primeras por sí solas no son lo suficientemente sustanciosas como para ser exclusivas.

No obstante, tal y como les anuncié en estas páginas unos meses atrás, existen otras vías que han llevado a cabo algunos profesionales, en forma de cooperativas, sociedades y/o organizaciones para coordinar sus actividades y defender sus intereses.

En conclusión, los propietarios de pequeñas explotaciones agrícolas y ganaderas cuentan con dos caminos, por un lado resignarse a mantener sus explotaciones en la coyuntura actual, compatibilizándola con otras actividades, o aunar intereses para poder seguir dedicándose a sus labores en exclusividad.

En Pymes y Autónomos | Agricultura y ganadería han de ir de la mano en el futuro de las zonas rurales
Imagen | alvizlo


Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario