Compartir
Publicidad

Las pensiones están en peligro, y los autónomos son los que más pueden perder

Las pensiones están en peligro, y los autónomos son los que más pueden perder
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Que las pensiones están en peligro es algo que no debería sorprender a nadie a estas alturas. El sistema de reparto actual, basado en un pago intergeneracional entre trabajadores activos y pasivos con escasa relación entre lo que un trabajador cotiza y lo que recibe como pensión, es insostenible, habida cuenta de la escasa productividad de la economía española, de la relación actual y futura entre cotizantes y pensionistas y, especialmente, de la pirámide demográfica.

Ante esta situación tan peligrosa, las propuestas para la reforma del sistema de Seguridad Social por parte de los expertos se suceden, aunque pocas parecen tener visos de hacerse realidad, especialmente aquellas que tienen un mayor calado. Hace unos meses, el Gobierno en funciones anunció que sería posible compatibilizar el 100% de la pensión con una actividad profesional y se rumorea que se podrían eliminar las bases máximas de cotización. Reformas todas ellas que tendrían escaso impacto sobre los trabajadores más vulnerables de este sistema: los autónomos.

Tengamos en cuenta que el 86% de este colectivo cotiza por la base mínima, establecida para 2016 en 893,10 euros. Esta circunstancia provoca que los trabajadores por cuenta propia ya pensionistas cobren, de media, una pensión un 60% inferior a la que cobran los trabajadores asalariados. De hecho, su pensión es bastante inferior a la media del sistema (680 euros de los autónomos por 872 euros de media del sistema de pensiones).

De hecho, la mayoría de asociaciones de autónomos son conscientes de este problema, y ya han abogado por un sistema que sirva para aumentar la pensión que perciben los trabajadores por cuenta propia. Así, su propuesta es la de modificar el RETA para que los autónomos coticen de forma progresiva, acercando sus ingresos efectivos a sus cotizaciones, con un mínimo establecido por el SMI que contarían con una cotización especial.

En cualquier caso, aunque las medidas que han promovido los políticos, especialmente en campaña electoral, han ido encaminadas hacia una reducción en las cotizaciones sociales de los autónomos, ninguno de ellos han explicado qué ocurrirá con las pensiones de este colectivo.

Lo que queda claro es que, en este proceso, son los autónomos son los que más pueden perder. Y ya están dando pasos en esta dirección: la eliminación de las bases máximas de cotización sin un aumento de las pensiones máximas es inútil y, además, injusto. ¿Se acordarán de los autónomos en futuras reformas?

En Pymes y Autónomos | Más pensionistas autónomos y menos cotizantes. Sí,el sistema de pensiones está en peligro

Imagen | stevepb

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos