Hay que comunicar nuestras inquietudes a la empresa para crecer

Sigue a

aguas

Por suerte cada vez está más de moda dentro de las empresas, aunque admito que solo en las que cuentan con un número mayor de colaboradores, que cada cierto tiempo se les pregunte a estos sobre sus pretensiones, expectativas y deseos de desarrollo profesional.

Una iniciativa muy positiva pero que la mayoría de las veces no se aprovecha por parte de los interesados, algunos motivos son:

1) Recelo a que mediante la expresión de nuestras expectativas la empresa pudiera pensar que no estamos cómodos en nuestra posición actual, y que esto pudiera actuar en nuestra contra

2) Pensar que la ‘ambición’ en sentido amplio es negativa para la organización, cuando todos sabemos que es un valor muy positivo que indica motivación y ganas para desarrollar nuevas funciones y/o responsabilidades de manera potencial

3) Por ignorancia al pensar que la comunicación de nuestras sensaciones no va a tener impacto en nuestro desarrollo

En otro orden de cosas creo que en muchas ocasiones los propios empleados se autoimponen límites a la hora de progresar, al no comunicar sus inquietudes cuando deben hacerlo, y por tanto la organización a la que pertenece no tomará ninguna decisión al respecto al entender que su colaborador no necesita hacerlo, por eso siempre debemos comunicarlo cuando se nos pregunte.

En Pymes y Autónomos | La estrecha línea entre la especialización y el estancamiento profesional
Imagen | N00


Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario